difuso y estacional - amalgama2

lamalgama

la sombra del espejo

martes, 22 de marzo de 2011 by lamalgama

Previamente a decir todo lo que quiero decir, me gustaría dejar clara mi empatía con quien así no lo piense ni sienta, entiendo y respeto que este tema es sucio y complicado, un berenjenal donde la razón, la moral y el pragmatismo, entran en conflicto turbando mentes lúcidas y socialmente responsables, donde la guerra y la paz, la sangre y la sonrisa, tienden a ir de la mano en un tablero harto complejo y lleno de sombrías posiciones. Es el arte de la geoestrategia, un arte que nos sobrepasa a todos quienes pensamos en otro mundo, y que marca dubitativas posturas que nos hacen enfrentarnos a nosotros mismos, a nuestro propio ser.

Quien años atrás salió a la calle y gritó contra una guerra criminal, carente de sentido, primer gran envite de lo que la historia llamará “Las Guerras por los Recursos”, hoy, con extraña impresión, torcido gesto y boca ladeada, justifica eufemísticamente una “intervención militar” en defensa de los derechos humanos. Y a mí, que soy bastante gilipollas, me recorre un siniestro escalofrío por la inmoralidad que supone tal hecho, cuestión de ética.

Fuera eufemismos camaradas, díganlo claro, es una guerra, España, nuestro país, junto a los aliados, participa en una guerra, de esas que lanzan bombas y matan a gente, que pueden ser malvados o no, pero la matan. Caminan temerosos por el filo de la espada con miedo a caer al lado equivocado, pero no se preocupen, el propio filo les abrirá en canal antes de poder reaccionar. Lo saben, o al menos lo intuyen, sí, Gadafi, el terrible sátrapa alimentado durante años por el mismo Occidente que hoy se indigna, es un cruel y vil asesino, nada que objetar, pero igualmente saben, que de no ser por la dependencia energética que Europa, y muy especialmente Italia y España, tienen del grifo Libio, de gran calidad, por el valiente y armado pueblo libio se iba a preocupar el camello del desierto, y lo saben, lo huelen, lo intuyen.

Intuyen y huelen un poco raro, que la rebelión comenzase y cobrase fuerza en Bengasi, capital de la región que asienta los yacimientos petrolíferos, intuyen y les huele aún más raro, que fuese allí donde acabaría la revuelta a favor del sátrapa, en otros tiempos terrorista, y en otros amigo estratégico, pero que milagrosamente, en el tiempo de descuento, la ONU, siempre la ONU, pitase penalti en forma de resolución, tras cuya sombra poder recogerse buscando el alivio del penitente, del que sabe que ha pecado. Siguen con ese olor a podrido, en aumento, tras saber que aquel avión en llamas que justificase la violación del alto el fuego decretado por el malvado, era realmente de la fuerza rebelde abatido por los suyos en un momento de “extraña confusión” pero tácticamente repetido hasta la saciedad por la prensa del Estado.

Se horrorizan ante sí mismos, al descubrirse en el rostro las mismas tinieblas que un día vieron en quien invadió Irak. Justifican y excusan la ausencia de su ética, amparándose en un “no es lo mismo”, porque allí no había motivos. Y pudiera ser si no conocieran y reconocieran la siniestra herencia que el mundo en que vivimos nos ha dejado en materia bélica, pudiera ser si no conocieran y reconocieran el resto de conflictos armados y atroces violaciones a los derechos humanos que recorren el mundo de punta a punta más allá de los pozos de Bengasi y ante los cuales, la ONU y el Mundo guardan cómplice silencio, mutis por Palestina, Colombia, Nepal, Chechenia, Sáhara Occidental, Congo, Somalia, Birmania, Chad, y otras tantas más, hasta la más reciente por Bahréin.

Miran de soslayo el reflejo en el espejo y piensan en las palabras de Taibo, ese darwinismo social militarizado que ha hecho que la misma Italia que presta sus armas contra la violación de los derechos humanos, cierre las puertas a quien huía de ella, piensan si no serán también, marionetas justas del esperpéntico teatro de ese sistema que piden cambiar.

3 comentarios:

harazem dijo...

Y no te olvides de que el ataque incluye la destrucción de los juguetes bélicos que les vendimos no hace mucho. Cuando todo vuelva a su curso normal estaremos listos para reponérselas al instante, probablemente con subida de precio y obligación de sobrecompra.

Paco Muñoz dijo...

Amalgama, es buenísimo el análisis y real. No habrá sino esperar unos meses para saber de donde parte la incitación a la guerra, y quien rebeló las tribus, que dicho sea de paso no se ponen de acuerdo. El fichero del norte de áfrica lo están moviendo los mismos de siempre. Pero cosa curiosa, no hacen coaliciones para defender las violaciones de los derechos humanos y el exterminio de los pueblos cuando a estos pueblos los extermina el gobierno israelita, y digo el gobierno porque muchos ciudadanos de Israel no están de acuerdo con los métodos que utilizan. Estos no son terroristas.

www.cerrajerobarcelona24h.barcelona dijo...

Lo que veo peor es tanta gente inocente pagando por toda esta historia.
www.cerrajerobarcelona24h.barcelona