difuso y estacional - amalgama2

lamalgama

El juego del despiste

domingo, 5 de diciembre de 2010 by lamalgama

Pasarán los acontecimientos en los años que vengan, como hasta ahora, pero muy posiblemente no volverán a ser asimilados de igual forma. Hoy, y ayer, este país, España, ha asistido a una de las mayores farsas, y peor orquestadas, de cuantas han pasado por el patio de butacas de la Piel de Toro, al acto, 45 millones de personas y televisado para todo el orbe, en escena, pasajeros cabreados, aeropuertos militarizados, controladores en pie de guerra, consejos ministeriales y una posición, la única y verdadera, a la realización, los medios, dicta y dirige el guión del Golpe, el Gobierno de la Nación, comienza la función.

Primer acto

Estalla la noticia como gusta, de golpe y sopetón, era la tarde de un frío viernes previo al mayor puente festivo con que cuenta este pequeño país protagonista de la obra, los noticieros del Régimen abren con la expresión explosiva, la que marcará bien definida la corriente de opinión, única y verdadera, que en cuestión de segundos aplaudirán los 45 millones de espectadores asistentes al acto, HUELGA SALVAJE, a una señal del tramoyista el público al unísono ovaciona, aplaude, vitorea, insulta y escupe por igual. Rápido, ¿quién es el malo? Ese señor de ahí, el que está reunido pidiendo más y más dinero, que ya lo dijo el Rey, el muy cabrón. Pasamos a un breve interludio con imágenes del escenario principal, Aeropuerto Internacional de Madrid-Barajas, ¿cómo resumir esto? CAOS, ¿ha quedado bien? Repitamos la toma por si acaso el espectador no se ha enterado bien, todos quietos… CAOS, vale me gusta, lo repetimos quinientas veces más. Vuelta al acto, por favor, los señores controladores, sí, los que tienen el anagrama de una diana, tomen este saco con el símbolo del dólar, no se preocupen, sólo es parte de la escenografía, bien, rápido, miren al pajaritoooooo… perfecto, esperen un segundo, parece que tenemos un espectador espontáneo, déjenlo, déjenlo, le dará un toque folclórico, costumbrista ¿qué le está amenazando de muerte? ¡perfecto! ¡sublime!

Bien, se me toman estas píldoras de verdad, de la buena, durante las siguientes 12 horas sin interrupción, la mecha en las redes sociales también ha sido encendida, todo el mundo está al tanto de esta gran obertura.

Segundo acto

Es el sábado siguiente, el espectador, ansioso pide, con el pulgar mirando al suelo, la cabeza de los culpables, los avariciosos insolidarios de los controladores, los nuevos Osamas, que eso ya se sabe, siguen tensando la cuerda y tentando la petición de condena. Sale el César, silencio, yergue el puño derecho, el de la rosa, estira el pulgar, se masca la tensión, pero sí, era la suerte anunciada, el César ha declarado, por primera vez en la historia de este Teatro Español el estado de alarma, el público ovaciona la decisión tras conocerla por los altavoces de la Prensa, no hay duda, controladores a sus puestos, están ustedes obligados a trabajar, a punta de pistola si hiciese falta, cojan ustedes esos avioncitos del cielo y los ordenan muy ordenadamente para que todo vuelva a la normalidad, que aquí estoy yo. ¿Digo ya lo de los privilegios? Sí, ahora, son ustedes, señores avariciosos del saco lleno de dinero unos privilegiados, tienen privilegios, pero quieren más privilegios, porque creen que tienen pocos privilegios, por eso piden más privilegios, ahora los piden, igual que ya antes pedían más privilegios y mañana seguirán pidiendo más privilegios, eso caca.

Señor, parece que los ejecutados quieren hablar, ni una palabra, de esto, ni una palabra, pero ya están escribiendo en internet, ah, internet, siempre internet, ¿no lo habíamos comprado ya? No, aún no, Señor.

Tercer y último acto.

Rendición, primer plano de ese gesto, justo ese, sí, rendición absoluta, vuelta a la normalidad, militarizada, sí, pero normalidad al fin y al cabo, Torre de Control a Boing 747 con destino Wonderland, tiene usted permiso para despegar, perfecto, la fiesta sigue, el problema se resuelve, el Gobierno triunfa y la Nación se rinde en una sonora ovación.

Se baja el telón.

¿Desea usted firmar la privatización de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea? sí sí, ya sabe, donde trabajan los hijos de puta esos de la HUELGA SALVAJE, aaaaaaah, ¿los hijos de puta esos de la HUELGA SALVAJE? sí sí, deme que firme deme, oiga, y ya que está, ¿lo de los otros recortes de prestaciones, cuando hablamos? pase usted mañana, y si no estoy, al otro.

Dirige la obra, el único de los grandes protagonistas que no ha salido a escena, su Majestad Mr. Shootmaker, el de la Ceja, lo llaman el desaparecido, que cuando viene ya no está…

Así ha sido, la triste pantomima a la que hemos tenido la desgracia de asistir este fin de semana, un guión tristemente urdido desde las entrañas del poder, de un poder podrido y en avanzada fase de descomposición, pero que trágicamente sigue funcionando desde que Goebbels asentase los pilares de su estructura. No me tiembla la cabeza al afirmar que hemos asistido a un engaño masivo donde los imbéciles de los controladores han servido de chivos expiatorios para esta gran estafa popular. No voy a reproducir aquí las verdaderas demandas del colectivo de controladores, no voy a reproducir aquí los engaños planificados con los que este Gobierno de sinvergüenzas ha ido acondicionando el subconsciente de este país para una vez llegado el gran día, abrir la caja de los truenos y desviar intencionadamente la atención, para eso están las fuentes originales de información, aquellas a las que la Gran Caja Tonta, esa Enorme Educadora de Masas que hoy sigue cumpliendo su objetivo a la perfección, ha silenciado al dictado del Interés General. Se justifica así la privatización de la gran empresa pública del Estado, AENA, privatización por decreto en la hora y fecha señalada, y se desvía de paso la atención sobre el peor recorte de prestaciones y de derechos laborales que este país recuerde desde las vivencias y andanzas de los diferentes fascismos europeos, se olvida el silencio cómplice del genocidio saharaui, se olvida la participación por omisión en crímenes de guerra de este nuestro Gobierno del talante, se olvida de paso quiénes somos y a qué decíamos representar. Nos cocinan a fuego lento y ya empieza a hervir. Y un Presidente del Gobierno, asustado, encerrado y oculto, incrédulo de verse a sí mismo como maza que machaca aquellos valores que un día, no lo dudo, dijo tener.

Filed under having  

3 comentarios:

Lisístrata dijo...

Pues mi sensación es similar a la tuya. Creo que ha sido un crico perfectamente organizado para hacer campaña política, que ha costado un pastón, subterfugiamente.

Muy buen post, me lo llevo a la red.

>:0]

Jerónimo Sánchez dijo...

cada día que pasa esto apesta más... muy, pero que muy buena entrada...

lamalgama dijo...

Mires donde mires ves a gente mentir, al Gobierno acorralado lanzando dentelladas para mantener viva esa postura de perro de presa que ha puesto en práctica estos días, y como bien dices, el nuevo César estrenando traje ante el previsible paso atrás del Premier, y ya sabes a qué me refiero. La única ilusión que me queda es que la gente se de cuenta del pastelón que han pasado este fin de semana y comience a ser consciente de donde están los verdaderos problemas y comiencen de una puta vez a pedir responsabilidades y a poner en uso la verdadera fuerza que tiene, pero eso sólo es una ensoñación.

Gracias Jero, gracias María.