difuso y estacional - amalgama2

lamalgama

entetanidos todos

jueves, 25 de septiembre de 2008 by lamalgama

¿Cómo es posible que todo esto ocurra y que ello no provoque ningún tipo de reacción?


Probablemente esta haya sido la frase que más me ha martilleado la conciencia en el libro que por fin acabo de leer, “Panfleto contra la estupidez contemporánea” del abogado Gabriel Sala, y que ya hace un par de meses me pasase mi querido Harazem en un encuentro en las alturas. Aquí aprovecho para disculparme en la tardanza de su lectura, estos dos meses han sido demasiado ajetreados para mí, preparativos, dolores de cabeza, estreses variados y cerramiento de etapas.

Volviendo al ajo, volviendo a esa frase, volviendo a esa maldita pregunta, a esa afirmación, ningún tipo de reacción, ninguna reacción, absolutamente ninguna, y lleva razón, todos estamos en el ajo, donde nadie del primer mundo, y del tercero, es capaz de escapar de este siniestro juego donde ricos y poderosos marcan las directrices de lo bueno y conveniente... para sus bolsillos.

Pero mucho mejor comenzar por el principio, que también es el final, la apertura a nuestras conciencias de un término que sirve para personalizar y señalar con el dedo a la gran mayoría de los males y penas que aquejan al mundo desde hace un tiempo. Con todos vosotros, queridos amiguitos, el entetanimiento, una mezcla de cultura barata y espectáculo mediocrizado y mediocrizante cuya única y exclusiva función es la de hacernos sentir bien en un decorado de felicidad donde el consumo es la única vía de alcance a tal fin, felicidad barata, ya que se trata de una felicidad pasajera hasta la siguiente cota de consumo, donde los valores son sustituidos por productos, por bienes a los que acceder y el grado de libertad se mide en función del número de productos acumulados. Un término que consigue que el propio entetanido no se haga cargo de las consecuencias de sus actos, tanto de los inmediatos como de los posteriores, cercanos y lejanos. El entetanimiento no es más que la semantización de un movimiento que hace marchar al mundo desde hace unos años y que acapara las doctrinas neoliberales del mercado, dándole una vuelta de tuerca más, hasta convertirnos en esclavos de nosotros mismos al servicio del FMI y del BM.

Pero para que todo este juego de injusticias, donde lo banal es lo importante y lo importante secundario, accesorio, anecdótico e incluso inexistente, hace falta la presencia de un ente criminal que proporcione la base del conocimiento indispensable en esta sociedad orwelliana en que vivimos, y ese papel lo vienen cumpliendo a la perfección desde hace muchos años los medios de comunicación, que controlan, manejan y manipulan la información que es buena y mala para los intereses del poder, al dictado de los amos y señores del mundo en un magnífico ejemplo de propaganda neofascistoide sin parangón alguno en toda la historia. Vivimos el fascismo más puro y duro que nunca se pudiese imaginar, donde nuestra única libertad, donde nuestra única y absoluta libertad es la de nuestra capacidad de elegir la bala que someterá al yugo del hambre y la pobreza a 4.000 millones de personas, somos la bala que a diario llena de miseria y mierda al 80% del mundo. Sólo elegimos el color del coche, cuando compraremos nuestra ropa, cuánto nos gastaremos en determinado collar, pero somos incapaces de decidir que esa bala no se dispare.

Y es ahí, en la ausencia absoluta de responsabilidades, en la ausencia absoluta de reacción que se planteaba en la pregunta inicial, donde el entetanimiento ha alcanzado su mayor éxito, bien cogidito de la mano de los medios de comunicación. Vivimos secuestrados en la cultura de lo inmediato y de lo ordinario, donde se nos ha dicho, se nos ha inculcado que la repercusión de nuestros actos es insignificante, somos pensamiento unidireccional, nos lo creemos aunque nos neguemos a admitirlo, nadie, absolutamente nadie, ni siquiera quien presuma de ser el mayor concienciado de la vecindad escapa a ello, pertenecemos a este mundo, a su mundo, nos resignamos y seguimos consumiendo.

Mentira, no somos masa, somos individuos, somos conciencias unipersonales con la mayor capacidad de adquisición de información que jamás se haya imaginado, apagad vuestras mentes, reiniciarlas y pensad en otras vidas, otros mundos son posibles, la economía, el trabajo y el progreso no son nada sin un sistema de esclavos que lo mantenga, Reorganícense, miren a su lado, a su vecino, compartan pensamientos y comidas, rompan sus tarjetas de crédito, cierren hipotecas y manden al cuerno la política de Estado. Participen en lo local, ajústense a su realidad y piensen por sí mismos, el mundo es un lugar maravilloso sin derecho de propiedad. Entetanidos todos, ahora conocen al enemigo, ya saben contra quien luchar, es hora de decir basta.

"La propaganda es a la democracia lo que la cachiporra al estado totalitario"
Noam Chomsky

lamalbike

lunes, 22 de septiembre de 2008 by lamalgama


Imagen por lamalgama

la holandina

lunes, 15 de septiembre de 2008 by lamalgama

Buenas tardes queridos amiguitos y amiguitas, bienvenidos y bienvenidas a la nueva versión de lamalgama, mucho más potente y perfecta, aerodinamizada hasta jugar con los límites del espaciotiempo de modo que podamos entre todos tocar con la punta de los dedos las fronteras interespaciales y volver a nuestro chabolo en un decir ITER. Todo esto, admiradores y yonkos en general de la hodiernina, seguidores sin más de lamalgama en todas sus facetas, no es producto de una ingesta inmoderada de sustancias sicotrópicas e idiotizantes (que bien podría ser) en alguno de los coffe-shops que pululan por las calles de Utrecht (ciudad famosa por cerrarse muchos tratos), no amiguitos, esta sarta de gilipolleces variadas es consecuencia de la exposición incontrolada durante casi una semana a la holandina, un isótopo radioactivo que mana del agua de los canales holandeses y que convierte a todos y cada uno de sus habitantes, así como su entorno, en entes perfectos hasta decir basta. De hecho, aquí la perfección llega a dar asco y ganas de vomitar, o de recurrir directamente al suicidio. He aquí la descripción somera de un holandés medio como consecuencia de su exposición durante toda una vida a dicha holandina:

– Físico: rozando la perfección, cuerpos atléticos, esbeltos, sonrisas profiden, tu cuerpo y el mío a su lado parece un papel de jeringos reusado como papel maché.

– Intelecto: rozando la perfección, facilidad para los estudios, para los idiomas, para la música y en general para cualquier cosa en la que sea necesaria la intervención de una neurona. Tu inmaculado nivel de inglés tipo “first” queda ridiculizado cuando ellos son capaces de responderte en español ante una pregunta mal hecha en inglés.

– Civismo: rozando la perfección, elevadísimo grado de concienciación por los espacios comunes, lo que les lleva a desplazarse en bicicleta como si fuesen manadas de ñús. La exquisita educación que desde beibis les rodea los convierte en seres supraperfectos, ejemplares dignos del salón de trofeos de cualquier suegra. Tú y yo a su lado quedamos como lo que somos, unos completos animales de granja.

– Entorno: rozando la perfección, con un urbanismo de libro y ambiente natural cuidado y agradecido, llega a dar la impresión de que la ciudad queda mimetizada con el medio que le rodea, canales y castaños hacen las veces de integración del medio urbano-campestre.

Y esto es así y siempre lo será porque así lo quisieron ellos, los holandeses, porque ya lo dice el refrán, Dios hizo el mundo, menos Holanda, que la hicieron los holandeses... qué asco dan los mú joputas.

leaving for Córdoba

lunes, 8 de septiembre de 2008 by lamalgama



Mañana me voy.

El otro día, en mi paseo de rigor por las calles de Córdoba previo a todos mis viajes, asistí a uno de los momentos más mágicos que esta ciudad, tan hija de puta muy a menudo, jamás me ha regalado. Estaba melancólico, por fin dejo la que es y siempre será mi ciudad, para ahora sí, de una vez por todas emprender mi vida por mí mismo, y como uno es como es aún a pesar de ser como soy, decidí autoflagelarme dándome uno de mis largos paseos contemplativos con banda sonora a las orejas. Recordaba las sensaciones que la pedante de Isabel Coixet me había dejado en todas y cada una de sus películas, y recordaba sus artículos de saldo en el Dominical de los sábados del Córdoba (cosas de esta ciudad), Rufus Wainwright, siempre Rufus, el mejor acompañante para los días melancólicos, para los días de recuerdos, en que se abandonan ciudades que te han visto crecer durante cerca de veinticinco años, que te han visto desde depellejarte las rodillas hasta perder la virginidad unas cuantas de veces.

Sientes que abandonas sus calles, que das tus últimos pasos por el enlosado del Potro, que sonríes por poco tiempo a las putas de Rey Heredia, que te fijas poco a poco en la vida de estas gentes que te han acompañado durante tanto tiempo, entras a la Corredera por al Arco Alto en una tarde de septiembre, de esas que tienen una luz especial, la típica de un día después de lluvia, justo después de tomarte un café Bayleys en el Jazz Café con unos amigos, donde has charlado de la carrera y de los caminos que todos escogimos, rodeado de lo que debe acompañarte a partir de ahora. Reflexionas un segundo y no lo puedes evitar, tomas camino de la Mezquita, de sus callejuelas y sales camino del puente, andurreas por el río con los pensamientos perdidos, camino de tu destino, repletos de una incertidumbre que buscabas desde hace años, por fin sientes esa sensación de miedo a la que quieres derrotar y saberte que por fin eres adulto. Sigues caminando hasta el balcón del Guadalquivir, y justo en ese momento, en que esperas que del cielo aparezca algo que te haga sonreír, comienza a sonar en tu mp3 un tema que te hace volar, Leaving for Paris, y justo en ese momento, cuando el sol se pone por la torre de la Mezquita, uno de los hechos más cotidianos del otoño en que nunca te habrías fijado, lo ves como un guiño de despedida que ella, en forma de banco de grajos que entran al río, te regala para decirte que esta es tu casa. Y es que aunque no lo entendáis, yo soy de aquí. Hace un tiempo, uno de los peores profesores que puedan existir en el mundo, conocido entre algunos como el "simpático purista", dijo que uno no es de donde nace sino de donde pace, lo siento pero no, y es que aunque ahora me vaya y esté lejos durante un tiempo (no sé cuanto), a Córdoba y a todos vosotros siempre os llevaré conmigo.

Piensas en lo que vas a dejar atrás, sonríes y lloras por igual, te acuerdas de este año, de la que gente que has conocido. Esa tarde la acabas en casa de una amiga, donde te despides de los que son la mejor compañía de amigos que uno pueda tener, te regalan un instante en forma de foto, y a la vez te regalan una vida que nunca olvidarás, te regalan a ti mismo porque sin ellos no serías nadie... Con esto sólo quería deciros una cosa, gracias, y mañana será otro día.

Os espero en Holanda...

inauguración de altos vuelos, versión NO-DO

jueves, 4 de septiembre de 2008 by lamalgama



Rotas las débiles fronteras que separaban al hombre del cielo, el glorioso cuerpo de élite aeronáutico cordobés, bajo el lema corporativo de FlySur (o mosca del sur), emprendió pasados 48 minutos de las 11 de la mañana la aventura que tanto añoraba la santa ciudad cristiana de Córdoba, y como pájaro que lleva el viento surcó los aires con destino a las lejanas tierras donde Dios tuvo la gloria de criar al Caudillo. Vigo, ciudad desde hoy hermana de Córdoba, queda libre de la criminal opresión marxista de sometimiento al pueblo a las leyes anti-neoliberales, y hoy por fin, la ciudad figura en el mapa, poniendo punto y final a siglos y siglos, incluso décadas de delictivo ostracismo. El séquito capitular al completo, acompañado en masa por el pueblo, sale a la despedida de nuestros gloriosos valientes que minutos después jugarán con las leyes de la gravedad aún a costa de sus propias vidas, convirtiéndose por tanto en heróicos mártires por la causa capitalina, poniendo a la califal, aunque santa y cristiana ciudad de Córdoba, en el centro de lo moderno y tecnológico. Los brazos, con las manos alzadas al cielo, saludan al sello de la Capitalidad Cultural, hoy símbolo de la unión patriótica cordobesa, unificadora de ilusiones y pasiones junto al Córdoba Clú de Furbo, y a la aventurosa tripulación que hoy pone tachón a la peor época de aislamiento de la ciudad.

Numeroso fue el pasaje que se embarcó en tan memorable aventura, de al menos 50 almas completamente entregadas por la causa. La excitación era palpable en el ambiente, y ya desde tempranas horas comenzó el movimiento en el recinto aeroportuario cordobés, siendo el primer trabajador en llegar el chico de la cafetería, quien sirvió la primera media de tomate y aceite con completo éxito, ante lo cual fue ovacionado por el respetable tal y como se merecía la ocasión. El pasaje, excitado cual chiquillo de teta con chupete nuevo, incapaz de contener la emoción, expresó un unísono "oooooooooooooooh" nada más abrirse el compartimento del equipaje. Una simpática señora mayor que acudió al acontecimiento dijo "no podía perderme la sita, mi nuera mapagao luperasión de cascadas ná más que pa verlo como dios manda".

Concede la Ilustrísima Alcadesa de Córdoba, señora de Rosa Aguilar y Cajasur (o Boxsur), entrevista pública antes del lanzamiento del cohete a las lejanas tierras celtíberas, "después de sienes de años/as, por fin el hombre/a doma al sielo/a y se pasea por él /la como el que lo hase por el pasillo de su casa/o". Jose Antonio Nieto, fiel trabajador de la causa cordobesa en el bando azulino, se sumó a las palabras de aliento de la primera dama/o. Del innoble Rafael Blanco aún se sigue sin tener noticias desde que se le perdiese en Pekín tras la final del España-Usa.

Tras la puesta en marcha del dispositivo de despegue, consistente en un una goma mú ancha y mú tensá mú tensá a la cola del cacharro, permitió que el mismo saliese disparado a una velocidad de crucero de 20 metros por segundo, lo que puso al diabólico aparatejo en órbita terrestre para 10 horas después tomar de nuevo tierra en suelo hispánico conquistado al moro infiel. Como no podía faltar, al magnánimo acto acudió la representación de la curia vaticana en Córdoba, monseñor Fray Albino Junior, conocido entre los lugareños por su acercamiento a la causa por una vivienda digna, promotor de numerosas urbanizaciones en la Carrera del Caballo.


Entrada dedicada a todos y cada uno de los periodistas que componen el panorama local informativo.

Fuente: el Día de Córdoba