difuso y estacional - amalgama2

lamalgama

yo soy decrecentista

sábado, 3 de mayo de 2008 by lamalgama

En la Tierra Plana, aquella del medievo, aquella Tierra ilimitada de extensión infinita se debió fraguar el que fue el paradigma de hoy, el paradigma de la mentalidad occidental, de la mentalidad neoconservadora, el del crecimiento ilimitado. Tenía lógica, en un mundo sin límites conocidos, los recursos para sustentar a la población, para sostener su producción y por ende su crecimiento, debían ser ilimitados, un mundo mágico por explorar, surtidor de la energía necesaria para crecer hasta el infinito y más allá.

Ese principio básico, el de un mundo infinito que proporcionase infinitas riquezas fue asumido y hecho ley por los economistas del XVIII de mano de Adam Smith y su "Riqueza de las Naciones", donde desoían la ley natural de una Tierra finita (hecho este demostrado por los geólogos de todo el mundo unos años antes y aún hoy vigente). Luego llegaron los keynesianos a principios del XX, que venían a seguir alimentando la maquinaria de este medieval plan de crecimiento ilimitado. Sin embargo estos principios fracasaron con la crisis petrolífera de los 70, y entonces nació el ángel salvador de todas las desgracias, nació el neoliberalismo, que promulgaba la no intervención del Estado en el mercado, afirmando descaradamente que este es lo suficientemente listo como para regularse él solito, pero con una lacra teórica de base, una lacra insignificante, en la que nadie cayó, una lacra que venía arrastrándose desde aquel lejano medievo, estos jóvenes polluelos ansiosos de lucro, ansiosos de una vida de triunfador, no repararon en que el mundo dejó de ser plano en el siglo XV, y que desde entonces, aunque a nadie le gustase, el mundo tenía límites naturales, límites físicos que había que cumplir gustasen o no.

¿En qué devino todo esto? Producción exponencial. Con la revolución industrial, alimentada por un combustible mágico, barato, abundante y fácilmente extraible, comenzó una meteórica carrera de crecimiento económico exponencial, acompañado siniestramente a la vez con un crecimiento exponencial de la población a la que alimentar, pasando en cien años de 1.500 millones de seres humanos con boca por la que ingerir recursos allá por el 1.900 a los 6.500 millones de personas de hodierno que siguen teniendo boca por la que ingerir recursos ¿existe una relación entre ambos crecimientos? el sentido común y la relación causa-efecto nos dicen que sí. ¿Cuál ha sido el motor que alimentó ese milagro? agrónomos de reconocido prestigio de todo el mundo hablarán de la Revolución Verde, aquel milagro del ingenio humano que ligando dinámicas productivas industriales al antiguo y noble arte del cultivo permitía la sobrealimentación de la creciente especie humana, alargando el milagro y haciéndolo creer durante un tiempo, dándole alas además a las teorías neoliberalizantes del mercado mercantil global, creándose la madre de todos los movimientos unificadores, la globalización.

Este crecimiento no obstante en su mayoría ha sido ficticio, ya que el crecimiento de capital virtual, no se corresponde con el capital circulante, dicho de otro modo, existe más riqueza de la que el planeta es capaz de producir, propio de la base teórica fundamental, la creencia en la Tierra Plana. Hablando en plata, la población humana está en su mayoría hipotecada esperanzados en una riqueza que no existe.

¿Qué ocurriría entonces si de pronto un día el mundo se diese cuenta de que el planeta, en efecto es redondo, y por tanto limitado? Pues ese día se daría cuenta que los recursos que mueven esos capitales son también finitos, y por tanto con límites, desmoronando de base el actual modelo socio-económico tendente al crecimiento ilimitado.

El capital, absolutamente todo el capital hoy día se mueve gracias a los recursos fósiles. Toda esa magia neoconservadora, todo ese modelo capitalista bendecido por la ignorancia del pueblo ha sido posible gracias al crudo y sus derivados. Actualmente estamos en la zona crítica, en la cual no es posible el aumento de producción como consecuencia de haber llegado a los límites físicos de extracción. Ello coincide con una misteriosa crisis crediticia del poderoso amo yanqui, consecuencia del manejo durante décadas de ese capital inexistente, y a su vez con una espeluznante crisis alimentaria que ya ha empezado en el mal llamado tercer mundo, consecuencia directa del aumento de la demanda por parte de los principales países emergentes, China e India, que han empezado a saborear las mieles que aquí llevamos décadas malgastando. Ese aumento de la demanda se suma a una pérdida de suelo agrícola para la producción de agrocombustibles y a otros factores como el del previsible aumento de los precios derivado del creciente coste del petróleo.

Buf, demasiados datos que relacionar ¿verdad? La cosa no parece que pinte muy bien, pero sin embargo, aunque parte del espectro socio-político empieza a conocer la letra de la canción, nadie quiere renunciar al crecimiento económico. Actualmente se habla de un crecimiento de la economía del 3% anual, y cuando escuchamos menos de eso, nuestras siniestras mentes, manipuladas previamente a la perfección por los poderes informativos de la maquinaria neoconservadora, hace que nos llevemos las manos a la cabeza pensando que tendremos menos capacidad adquisitiva y por ende menos clase social. "¿Acumular menos? de eso ni hablar, yo quiero ser el primero, el namber guan, el más guapo, listo y hermoso ¿vivir? eso que lo hagan otros". Pero ¿qué significa realmente ese crecimiento anual del 3%? pues eso significa duplicar la capacidad de producción de bienes y servicios en 25 años, multiplicarla por cuatro cada 50 y por 16 cada siglo, dicho por boca de Pedro Prieto, científico especializado en energía y miembro fundador de AEREN.

Ante ese modelo ficticio de crecimiento ilimitado, la realidad, la asunción de los límites, que pasa necesariamente por un cambio de conciencia colectiva, que rechace de pleno esta mentalidad acumulativa neoliberal, y dejar de lado el mercado global para volver al local (el otro día sin ir más lejos me puse a pensar y no llegaba a entender como hemos sido capaces de extirpar de las ciudades las huertas, deberían ser un equipamiento más, que nutra literalmente a los barrios). Es por eso por lo que escribo esto, para pedir ese cambio de conciencia, para que empiecen a escucharse las voces que promuevan, que exijan a nuestros gobernantes ese cambio, yo quiero dejar de crecer, quiero decrecer, y este mensaje es el que quiero que entiendan los que me rodean. Prefiero una revisión planificada de las necesidades mías y de los que me rodean, prefiero eso, ajustarme a mis límites antes que seguir alimentando la maquinaria que mueve el mundo, yo lo admito, lo digo sin ningún pudor, yo soy decrecentista...

¿y tú?

Filed under having  

34 comentarios:

Jo dijo...

Yo también. Cuando mi madre dio a luz el médico le dijo: felicidades, ha tenido usted un decrecionista....

Ya en serio.
Todo lo que dices es algo que mucha gente sabe y se niega a difundir, algunos incluso hacen por acallar. ¿Has visto "Concursante"? Tu explicación de las riquezas limitadas frente a las riquezas virtuales me ha recordado a esa película.... Al margen de eso, y de lo bien explicado que te ha quedado, yo haría énfasis en el componente cultural de todo. La economía local sigue viéndose como un mecanismo inestable y, además, poco fashion, la gente quiere multinacional, logotipo conocido y colores corporativos que salgan en la tele. Y bueno, si los medios siguen usándose así el problema que tú explicas seguirá existiendo. Haces bien en escribir esto, denunciarlo, publicarlo, gritarlo a los cuatro vientos...

miguel dijo...

Rabo!! Rabo!! Veo que ha sido fructífera tu ausencia sabática. Mientras yo hacía de guía por Córdoba tú has dado un paso más adelante. Seguimos en la lucha. Ya sabes el primer paso: informar.

Hispa dijo...

De todas formas, no hace falta ser científico o filósofo para darse cuenta de que el actual sistema de crecimiento es insostenible. Dos siglos más tarde, la teoría de Malthus está empezando a hacerse realidad, uniendo a ella los factores medioambientales y energéticos que todos conocemos y que van a terminar por hacernos la vida muy, pero que muy difícil a medio plazo.

Me evoca mucho esta situación a la actual crisis económica como consecuencia de la explosión de la "burbuja inmobiliaria". No creo, sin embargo, que la humanidad vaya a tomar conciencia como conjunto a priori de lo delicado de la actual situación, si bien podremos analizarlo con todo lujo de detalle cuando el sistema económico capitalista de crecimiento termine por perder pie (en el terreno de la producción de alimento, en el terreno de la crisis energética, o en el terreno medioambiental). Entonces el sistema se ajustará si puede, pero ya sabemos todos quién pagará los platos rotos, ¿no?

Por cierto, felicidades, gran blog.

lamalgama dijo...

Saludos Jo, de Concursante sólo he visto la escena a la que imagino que te refieres, la que explica a la perfección la hipoteca del planeta con los Bancos, muy recomendable.

Miguel, como tú y yo bien hemos hablado más que a menudo, es lo menos que podemos hacer, informar y servir de agentes catalizadores para que otros se sumen al carro, al estilo de una cadena de favores, si consigo que mi mensaje llegue al menos a dos personas, y que cada una de ellas haga lo mismo que yo, puede que dentro de un tiempo seamos un montón de personas con un conocimiento de la realidad común y un cabreo generalizado, es nuestro pequeño grano de arena.

Hispa, muchas gracias por los piropos al blog, trato de tenerlo lo más limpio posible, y como tú también soy muy pesimista con la solución, la gente no está preparada para el cambio de conciencia tan gordo que se debe producir, sencillamente no lo está, esa será la gran labor a realizar, por eso mejor empezar cuanto antes.

Lo que de verdad espero con esta entrada es que alguno de los que la lean me comenten y me digan, oiga no, eso que dice usted es una burrada, una mentira como un castillo, el sistema aguantará porque está diseñado para tal fin. Yo sólo escribo desde lo que mi lógica me dicta, sé que esta entrada-artículo estará lleno de errores garrafales, que faltan cosas, temas que tratar, reflexiones que me he dejado dentro de la cabeza, pero bueno, es mi manera de escribir, directamente sobre el editor y del tirón, sé que debería tener otra metodología, pero esta que sigo le da frescura y recoge exactamente el sentimiento que me motiva a escribirla.

Realmente sería descorazonador que nadie me diga que me equivoco, que no se pueda generar debate debido a al imperativo de la lógica termodinámica, que parece que sí todo el mundo acepta, pero nadie asume.

Saludos a todos, y por favor, pensad sobre esto y opinad.

isa dijo...

Es sencillo decirte que te equivocas que lo que dices son burradas y que no tiene sentido...es sencillo para aquellos que no son capaces de salirse del mundo capitalista e imaginar la realidad sin que nada influya. Las mentes están demasiado contaminadas con el capitalismo gracias al mundo globalizado que se está creando, por eso quizás los que lean tu blog piensen como tú y sea difícil decirte: iyo, estas pirao, eres un idealista y un utópico y la realidad es otra. Sinceramente yo pienso como tú, que debería de existir un cambio de mentalidad pero aunque sea triste, la mayor parte de la gente asume muchas cosas: asume que los recursos son limitados (no creo que existan mucho que digan que no) pero no son conscientes de hasta qué punto lo son, es decir, teóricamente puedes imaginar que algún día si seguimos con este tren de vida de consumo y adicción hacia todas las cosas, al final se acabarán más rápido de lo imaginable. Pero nunca piensas que a ti te tocará eso. Ponerse uno a pensar en que tienes que bajar tu nivel de vida para equilibrar el mundo no le gusta a la sociedad y es más, hay gente para la que el equilibrio consiste en que existan pobres y ricos (cosa que en la realidad no es así ya que el 80% de la riqueza del mundo esta repartida en los países del norte)y otra asume que existan grandes diferencias provocadas por el mundo capitalista que exprime recursos y personas del mundo para el servicio de otros, y aunque no les gusten las cosas son así y tendrán que serlo. Cuando planteas este tipo de cosas a personas que estan contaminadas de este mundo globalizado, es como si les estuvieras haciendo usar una parte del cerebro que este modelo esta haciendo que se pierda: la conciencia y la sensibilidad, y a muchas personas eso les da "agujetas". Aún así, me alegro de leer estas palabras y estos comentarios pq hay personas que sí nos cuestionamos todo este tipo de cosas y que afortunadamente conseguimos que otras también lo hagan, asi es que ánimo en la lucha de la información y rebeldía.

casandra dijo...

Yo también soy decrecionista desde hace tiempo, eso si, dentro de lo que cabe en el escenario en que vivimos. Procuro no gastar y buscar un ocio más racional y una vida más sostenible. Intento no ensuciar; reciclo los aceites viejos y los convierto en un estupendo jabón. Por cierto que ahora he descubierto que rayando el jabón se consigue un excelente detergente para la lavadora, por lo que gasto todo el aceite usado en lavar la ropa de toda la casa. En mi cuarto de baño solo hay un bote de jabón pues descubrí hace tiempo que el champú es un invento del tebeo. Llevo años lavandome el pelo con gel de baño y te aseguro que nada lo deja más limpio y brillante, y aun conservo mi cabellera completa. No tiro jamás comida por el cubo, ni siquiera el pan duro, no me lo consiento, me da verguenza. Tengo coche pero solo lo utilizo para desplazamientos largos, para el resto mis zapatos tiran estupéndamente. Voy a cualquier punto de la ciudad andando porque aunque estos fueran los más distantes, apenas en 30 o 40 minutos llego sin problema. No voy al gimnasio porque no lo necesito, estoy en forma solo con andar. Tengo mi terraza llena de frondosas macetas que cuido con esmero y me dan muchas satisfacciones; no las compro en viveros si no que las he ido juntando de esquejes y plantones que me han ido regalando. No compro periódicos ni papel caduco, no imprimo ni con mi impresora (salvo facturas claro), aun así me mantengo informado por encima de la media sin que para ello haya que talar ningún árbol... Parecen tonterías todas estas pequeñas cosas, pero no lo son, el consumo desorbitado es cuando lo analizas un consumo mayoritariamente minorista, son las pequeñas cosas las que suman la enorme factura que hipoteca nuestras vidas y a la postre nuestra libertad.

Quiero decir con esto que no se me ocurre otra manera de combatir este asunto que no sea una aptitud personal ante la situación, y a mí me vale, aunque en el fondo se que estoy dentro de esa enorme bola de nieve que se precipita pendiente abajo. Soy parte de ella y no tiene remedio.

Todo esto es una cuestión de modas y yo con mi actitud quiero contribuir a desmontar las que son estúpidas. Me rio en la cara del que me presume de carro nuevo, lo ridiculizo y lo tacho de cateto. Le hiero lo más posible su amor propio y desarmo así su estúpida visión del mundo. No me creo sus modas y por lo tanto no me interesan.

En los políticos no se puede confiar para producir ese cambio drástico de cultura que la sociedad precisa urgentemente. En realidad nunca se ha podido confiar en ellos, son un mal necesario pero sin duda un MAL. Dudo mucho, como bien dice en la entrevista que tu publicas en tu página uno de los contertulios, que la política actual sea capaz de dar ese giro, es demasiado alto el coste en votos y nadie quiere asumirlo (Teorema Tétrico a la vista). Es más pienso que el sistema democrático tal y como hoy está diseñado es un verdadero inconveniente para que un estado asuma las difíciles responsabilidades que parecen otearse en el horizonte histórico próximo. Más bien creo que cuando suceda, habrá una espantada del poder (ya hoy no asumen responsabilidades corporativas pasados cuatro años) y la sociedad quedará vacía y al pairo de su destino, como ha sucedido otras veces.
Insisto en que la postura personal es importante y puede crear tendencias que luchen contra el Entetanimiento imperante. Para mí hoy es la única salida posible.

Jo dijo...

Hay en los blogs un poco de "dios los cría y ellos se juntan". O eso creo yo porque al que discrepa con tus ideas seguramente le dejó de interesar tu blog hace tiempo (ahora bien, todo esto lo sueltas en foro de las nuevas generaciones y fijo que el debate no te lo quita nadie), y así, los que seguimos viniendo somos los que tenemos ideas más afines a las tuyas (que no las mismas, ni coincidentes, sino más afines, sólo eso, que no es poco). Por lo tanto, y en mi caso por lo menos, tu visión de la inestabilidad del sistema económico actual se parece mucho a mi visión. Lo único que puedo hacer es puntualizar, pulir puntos en los que yo haría más hincapíe o daría otro matiz. Podría puntualizar hasta el infinito, pero la idea es la misma: que esto se va a pique y un cambio, enfocado como una acción colectiva, es difícil. Los pocos que vemos que el cambio no es sólo necesario sino posible, trabajamos de manera local, porque no hay otra, el sistema actual es una máquina tan grande que tratar de cambiarlo de otra manera es como meterse en una tormenta pensando que tus buenas intenciones y tus manos son capaces de pararla. Y no. Es algo lento, y estoy con Casandra, que la actitud más recomendable es operar individualmente. Y añado: no sólo hay que hacer las cosas como tu punto de vista crea que son correctas sino hacer, también, PEDAGOGíA. Difundir lo que sabes, informarte e informar (como cuando hace años lo verdaderamente útil por el planeta no era empezar a reciclar sino hacerlo a una hora en la que todo el mundo pudiera verte echar cosas en ese contenedor amarillo tan extravagante que habían puesto: hacer pedagogía, que las mujeres mayores del barrio normalizaran el proceso rápido a fuerza de ver cada vez a más gente unirse al reciclaje. Por ejemplo)

Nota mental para futuros comentarios: no alargarme tanto. Sintetizar.

lamalgama dijo...

Buenas querido amigo Casandra, me apunto lo del jabón rayado para lavar la ropa, y ahora estoy ya pensando muy seriamente en pasarme al cultivo de mi propia comida, en pequeña escala por supuesto, por si no lo sabías existe en Córdoba un par de grupos de hortelanos, La Acequia y , que tienen un par de huertas, en Encinarejo y por la Sierra (búscalos por internet).

Desde luego ese es el primer paso Casandra, la lucha empieza por uno mismo, consumo responsable, pero estamos demasiado atados al sistema en todos los aspectos, y eso es lo que me da más miedo en una posible situación de colapso, mi lema es, cuantas menos ataduras, mejor. Y es por eso por lo que también veo más que necesario empezar a pedir a nuestros gobernantes responsabilidades, empezar a hacer oír una voz que les diga lo que ha de venir, y que no se está haciendo nada por pasar a otro modelo de gestión menos dependiente de agentes exteriores, lo que ya dije una vez, lo local, sinceramente creo que los Macro Estados deberán morir, como ya dijo Blas Infante, es ingenuo confundir, o querer hacer confundir, el universalismo humano con el universalismo político, el segundo es sencillamente imposible por las naturales diferencias culturales entre pueblos.

Jo, para nada resumas lo que quieres decir, a mí personalmente me gustan los escritos largos, los comentarios que estén elaborados, trabajados desde lo más hondo de la cabeza de cada uno, nos hemos acostumbrado demasiado a las pequeñas raciones (El Club de la Lucha), y huimos de todo lo que requiera más de cinco minutos de nuestro tiempo. Aquí para nada, la reflexión debe ser tranquila y sosegada, sin prisas, y cojones, que tenemos que acostumbrarnos a leer (a mí es que me gusta mucho) y también a escribir.

De momento tenemos tres armas, acción individual, pedagogía como muy bien dices, y fuerza colectiva una vez conseguidos los otros dos puntos, debemos exigir un cambio, y debemos empezarlo nosotros, porque los de arriba como siempre y bien dijo Casandra, son un MAL, aunque suene a topicazo, yo creo que efectivamente la mayoría adoran el poder, aunque también soy de los que creen que sí los hay honrados y con las ideas bien claras, y que ya empiezan a olerse el pescao y tímidamente dan los primeros pasos, Julio Anguita sin ir más lejos, a quien ayer tuve la suerte de escuchar llamar a los suyos a la lucha, del mismo modo en que les dijo a la cara sin que ellos se diesen cuenta, que el primer problema son ellos mismos, no se puede luchar desde la posición que ellos pretenden sin saber leer.

pd: el entetanimiento del que habla Casandra aparece recogido en el libro "Panfleto contra la estupidez contemporánea" que nos recomendase hace un tiempo a los miembros de la parroquia de la Calleja de las Flores el contertulio y amigo Harazem, yo aún no he tenido oportunidad de leerlo pero ya parece que empieza a hacer estragos entre el respetable, dicho término dice así (copio de un texto de Harazem): El tittyainment o entetanimiento fue fijado como concepto en 1995 por Zbigniew Brzezinski, antiguo asesor del presidente Carter con voluntad de servir de marco de actuación contra las previsibles resistencias a la explotación y esquilme del planeta y se define como una mezcla de entretenimiento mediocre y vulgar, bazofia intelectual, propaganda y elementos psicológica y físicamente nutritivos con el fin de mantener al ser humano convenientemente sedado, perpetuamente ansioso, sumiso y servil ante los dictados de la minoría que decide su destino sin permitirle siquiera opinar al respecto (pg. 17) ... Su objetivo es fácil de formular: pretende convencer al individuo de que la situación económica y social mundial contemporánea es inevitable, deriva directamente de la naturaleza de las cosas y no es una creación artificial y voluntaria de quienes se benefician de la misma. El entetanimiento busca convencer al individuo de que no hay alternativa posible y de que él en particular, el individuo, no puede hacer nada al respecto para cambiar la situación, por lo que lo más razonable y adecuado es sentarse ante la televisión, ganar dinero, consumir y no cuestionarse nada (pag. 22).

Saludos

copepodo dijo...

Te felicito sinceramente por la entrada. Resulta desolador ver que muy poca gente es consciente de por dónde van en realidad los tiros. Medios de comunicación y políticos hablan, como mucho, de la superficie de los problemas (calentamiento global, crisis económica, subida de los precios de los alimentos) pero nadie se atreve a ir más allá. Una parte de ellos seguro que es porque ni siquiera conciben cómo de profunda puede ser la raíz de todo, llegando a cuestionar el sistema en el que se basa el mundo; otros muchos, sin embargo, quizá sean de pensamiento más lúcido pero entiendan que, incluso sabiéndolo, la gente, las masas votantes de la clase media occidental, quizá no esté dispuesta a replantearse su existencia hasta que no se "replantee" ella por sí misma.

Por supuesto, yo también soy decrecionista (de nuevo una desilusión: no estoy aquí para llevarte la contraria). Por (de)formación profesional sabemos perfectamente que los sistemas estables son aquellos que mantienen un equilibrio con los flujos de energía que los hacen existir, y no el sinsentido de un utópico "crecimiento ilimitado". Ay del pobre que se atreva a decir estas cosas en público.

Pues eso, enhorabuena.

Ancruz dijo...

Buenas, Sr. Popero :-)

Estupendamente escrita la entrada: se puede decir más alto, pero no más claro.

Lo que me escama es que la gente haya llegado a estar convencida durante tanto tiempo de que el "crecimiento continuo" de la economía y la producción era real... No hace falta tener estudios ni ser un adelantado para darse cuenta de que algo huele a chotuno en esa idea: es algo de sentido común.

Respecto a nuestro querido, renqueante y viejo capitalismo neoliberal, como decía un amiguete mío de esos con poco pelo y menos estudios, pero con el coco mu bien amueblao, se muere, está obsoleto: el dinero ficticio supera al real, y además está tan concentrado en unas pocas manos que la propia dinámica del sistema (consumir para seguir alimentándolo) se cae por su propio peso...

Habrá cambio, revolución si queréis llamarlo así, y como muy tarde en unos 50 años. EL problema es que los seres humanos no sabemos cambiar de sistema sin bautizar al nuevo en una orgía de sangre y muerte. Que el FSM nos coja confesaos, porque cuando la cosa eche a rodar, no se si quedará alguien para recogerlo en los libros de historia....

Manuman dijo...

Como comentario, aporto esta imagen...
http://tinyurl.com/6ckfde

lamalgama dijo...

He de decir que me está sorprendiendo muy gratamente la acogida de esta entrada, tanto dentro como fuera del blog, sin embargo es la sensación que decía Jo, da la impresión que se crea un círculo cerrado en torno a blogs con opiniones semejantes, y los "otros" mientras siguen construyendo su Torre de Babel, no obstante ya digo, me ha sorprendido la acogida, y de nuevo descorazonado, nadie, absolutamente nadie hasta ahora se me ha posicionado en contra, incluso en algún blog de claras tendencias neoliberalizantes y anti-comelechuguinos he leído que este es un tema a tratar seriamente.

A todos los nuevos visitantes daros las gracias por participar, es todo un honor teneros por aquí, Isa, Copépodo (a sus pies), y el Presidente Mundial de los Jóvenes Cordobeses (tendrás que explicarme si te refieres al Flying Spaghetti Monster o al Foro Social Mundial), gracias.

Parece que el diagnóstico por nuestra parte es evidente, el capitalismo se muere, ¿hay algún médico en la sala que opine lo contrario?

josevillano77 dijo...

Muy bien expuesto tu artículo,pero,¿quién se encarga de esa planificación?.Eso que significaría,¿cartillas de racionamiento?,¿economía planificada?¿un hombre ideal en un mundo ideal?Para aplicar eso habría que emplear la fuerza,¿no?.Eso ya se ha intentado antes,durante todo el siglo XX,con resultados,por cierto,de sobra conocidos...¡Saludos!

lamalgama dijo...

Saludos Josevillano77, te agradezco que te pasees por aquí y entres al debate generado en torno a esta entrada, por fin alguien que plantea incógnitas al margen de la general aceptación, pero primero deberás aclararme tú algunas, dices que el tipo de planificación ya se ha intentado durante todo el siglo XX, me gustaría que me dijeses dónde y en qué momento el actual modelo se ha enfrentado a la cuestión que yo planteo, el agotamiento de los recursos que lo sostienen, o ya ni siquiera el agotamiento, si no la simple llegada a su capacidad de carga, esto es, la demanda sobrepasa a la oferta y no es posible generar nuevos recursos, que yo sepa ante eso nunca se ha tenido que enfrentar el actual modelo, y tildar de fracasadas intentonas de planificación ante ese supuesto es imposible por el mero hecho de que nunca ha ocurrido. Tan sólo tenemos el ejemplo de Estados que sí debieron hacer frente a graves problemas de suministro, de recesiones económicas, pero lejanas en la teoría a de lo que aquí se habla, entre esos ejemplos el de Rusia una vez caído el telón de acero, Cuba frente a la recesión como consecuencia del bloqueo de suministro tras la caída precisamente de la Unión Soviética (Miguel corrígeme si estoy equivocándome), y algún que otro caso más reciente de recortes de suministro en países de Latinoamérica.

En estos casos, las soluciones adoptadas tenían un factor común que ha quedado patente en los interesantes comentarios vertidos en esta entrada, parte de la "solución", si es que la tiene, debe pasar por lo local, generando entidades locales autosuficientes. Evidentemente aquí nadie tiene una varita mágica con la solución ideal, y deberá nacer del debate serio y sosegado, libre de actitudes políticas y partidistas, donde sí se pida una planificación, que ya digo aquí gran parte parece estar de acuerdo en que debe pasar por la autogestión, al menos de los bienes más necesarios, esto es, alimentos, para que te hagas una idea de lo absurdo del sistema, los alimentos que ingerimos a diario han recorrido una media de 2500 kms, eso es sencillamente criminal, ensalzando la Revolución Verde y el Libre Mercado, organismos como la OCM y la OMC, han desvirtuado la función de la agricultura, la de alimentar, para convertirla en un negocio que permita sostener el absurdo productivo del que se habla aquí.

Sinceramente no entiendo porqué dices que habrá que emplear la fuerza para conseguir un cambio del modelo de forma planificada, más bien pienso que las únicas armas eficaces en todo esto son la información y la actitud de compromiso social, entendiendo que formamos parte de un colectivo humano local, y aquí precisamente tendrán mucho que decir las ciudades, de cómo se planifiquen y hacia donde quieran orientar su modelo urbano dependerá gran parte de esa "solución". Otra cosa será en cómo respondería la sociedad ante esos cambios, que ahí sí que la historia ya nos ha demostrado de sobra que la lucha por los recursos despierta los instintos más bajos del ser humano. Educación amigo Josevillano77, mucha educación, puede ser que lo que aquí se pretende sea un ideal, la sociedad ideal llena de personas ideales, pero al menos no aspiramos a la mayor utopía que nunca alguien haya concebido, la del crecimiento ilimitado.

Gracias por tu aportación, y estás en tu casa.

josevillano77 dijo...

Ante todo darte las gracias por la invitación a tu casa, y ya sabes que la mía (http://www.entrenquecabencien.blogspot.com) es así mismo tuya y de tus lectores.
En efecto, EDUCACIÓN, LIBERTAD Y DEMOCRACIA (justicia + separación de poderes+ausencia de corrupción entre otras cosas…)

Te envío unos cuantos enlaces a varios artículos muy interesantes sobre el tema, desde un prisma liberal , es cierto, pero yo, que no me siento un ultraliberal ni un individualista feroz, creo que pueden aportar mucha luz en varios asuntos.
Llegarás a la conclusión de que en la inmensa mayoría de casos es que algo de esto (EDUCACIÓN, LIBERTAD Y DEMOCRACIA),falla.


http://www.liberalismo.org/articulo/293/29/

http://www.liberalismo.org/articulo/146/

http://www.liberalismo.org/articulo/82/

En el campo en el que yo me muevo, surgió hace poco un debate parecido en la Escuela de Arquitectura en un blog (http://www.etsas.org/) que ¡oh,que casualidad! nos han cerrado hace unos días (¿será por que estábamos opinando sobre los candidatos a Decano del Colegio de Arquitectos, profesores de la ETSA ambos?), referido al mundo de nuestra profesión, pero extrapolable a toda la sociedad. Ahí te paso el enlace a mi humilde aportación:

http://entrenquecabencien.blogspot.com/2008/03/la-realidad-que-nos-ha-tocado-vivir-los.html

¡Un abrazo, que ganas tengo de tomarme unas cervezas en La Corredera!....

josevillano77 dijo...

( http://www.liberalismo.org/articulo/293/29/ )

( http://www.liberalismo.org/articulo/146/ )

( http://www.liberalismo.org/articulo/82/ )

( http://entrenquecabencien.blogspot.com/2008/03/la-realidad-que-nos-ha-tocado-vivir-los.html )

¡Que no se veían bien!...

miguel dijo...

Es muy curioso cómo los liberales y los economistas neoclásicos ponen toda su fe en un futuro de crecimiento infinito basado en los avances científicos y tecnológicos pero, sin embargo, no suelen escuchar a esos científicos, que ya les llevan advirtiendo décadas. Geólogos, matemáticos, ingenieros, ambientólogos... Gentes de todas las vertientes científicas hablan pero qué pocos los escuchamos.

Josevillano77, si puedo, te recomiendo (y a todos los demás) dos lecturas, una muy cortita y otra un poco más larga:

Fe y futuro económico
¿Se acaba el petróleo?

Saludos a todos.

lamalgama dijo...

Gracias por los enlaces Josevillano77, gracias por aportar la otra visión, el primer enlace que dejas tiene tela marinera, y juro por tós los santos del calendario que me leeré, pero ahora mismo no puedo contestarte como se merece, de momento una muy mala primera impresión, veo que el texto se sostiene sobre la primera premisa básica del buen neoliberal, le creencia en la Tierra Plana, que como dejé explicado es a mi juicio el pecado original. Por el momento me llevo las manos a la cabeza, esa afirmación que proponía como a todas luces irracional hay gente que efectivamente la tiene como norma básica. Increíble, de momento me inspira la misma credibilidad que la que podría aportarme el cura de mi barrio hablándome de la salvación del mundo por la mano salvadora de Yavéh.

Saludos y prometo contestar una vez leídos a conciencia.

casandra dijo...

Bien, todo esto que habláis de racionamiento y tal, puede que sean medidas a tomar, pero yo lo veo de otra manera. Siempre desde un punto de vista civilizado y descartando el conflicto. Nuestro sistema es liberal y capitalista, es decir se basa en la máxima de la oferta y la demanda. Ojo, que no es lo mismo que la demanda y la oferta, que creo que es el punto de partida de estas opiniones. Me explico: primero no es la demanda sino la oferta. La demanda queda regulada por los precios. Las reservas de crudo son aun sustanciosas, se acaban de descubrir en Brasisl pozos muy muy abundantes. Bien es verdad que no hay para todos, pero si para los más ricos, los que lo puedan pagar. Sucerá que el precio de la gasolina subirá hasta un punto que no estará al alcance de muchos, a los que nos les va a quedar más cohones que ser ecologistas, cojer la bici, y veranear en el Cerrillo. La oferta regulará el nuevo modo de vida. Se compartirán por cohones los coches, se dejará de derrochar porque sencillamente será carísimo.
A mi de todo esto ahora lo que más me preocupa es la perversión de los biocombustibles. Si este se pone por las nubes, habrá miles de canallas que pasarán del hambre del mundo y se dedicarán con sus tecnologías a comvertir el arroz en explosivo pa los motores, y esto si me da algo de miedo. En definitiva, yo creo que sobreviviremos (confio aun en la humanidad) pero es muy probable que el mundo de dentro de dos décadas no sea ni la sombra de lo que ahora es, lo que por otra parte no se si es malo porque vaya tela como está ahora.

josevillano77 dijo...

Yo insisto, de buen rollo, en que muchas veces los que criticaís este inexacto,imperfecto,injusto y contaminante sistema, no sois capaces(y esto lo digo, de todo corazón y con mucho cariño y respeto) de proponer soluciones alternativas realmente eficaces,y sobre todo aplicables a corto plazo,de forma barata y sobre todo incruenta.Por ejemplo lo de las huertas,a mi me parece una bonita idea,¿pero quién las mantendría?,¿mas funcionarios(seguro que ellos se comerían las sandías mas gordas)?, eso significaría ¿mas impuestos?,yo sinceramente prefiero quedarme con el dinero e ir a un supermercado.El decrecionismo, tal como lo planteas, es tan aplicable como el comunismo, a muy pequeñita escala, de manera voluntaria, y en una comunidad de buenas personas.Mi madre es la primera comunista que desde pequeños nos ha dado de comer igual a todos en casa.Pero aún así, si alguno podía le mangaba del monedero,jejejeje...el ser humano es malo.Luego está que ni siquiera los científicos se ponen de acuerdo sobre el cambio climático. Que este modelo está cambiando es absolutamente cierto, pero tan cierto como que no sabemos hacia donde vamos.Ahí va un artículo (otro mas,perdona mi pesadez,pero mi padre está enfermo, y paso mucho tiempo en casa...)muy revelador:

http://www.liberalismo.org/articulo/391/29/

Y permiteme que introduzca aqui
esto:
LA REALIDAD QUE NOS HA TOCADO VIVIR A LOS ARQUITECTOS.

1. Nos guste o no, múltiples indicadores, informes, y estudios de todo tipo, tanto públicos como privados, españoles y extranjeros nos indican que nos encaminamos hacia una crisis económica. ¿Cómo será de grave? Todavía no se sabe. ¿Las razones? Hay gente que le echa la culpa a la subida de los alimentos básicos y materias primas, en parte por la demanda radical y casi repentina de países que hasta hace nada eran del Tercer Mundo (China, India, etc.….), con la consiguiente subida de la inflación..Otros que han subido estas materias primas, trigo, soja, petróleo, etc. , por la fuerte demanda que han experimentado para utilizarlas como biocombustibles, pero esto último no tiene mucho fundamento. Esta gente también tiene derecho a comer ¿no? Hay gente que ataca a estas economías emergentes, por que las condiciones de trabajo y protección social que hay en estos países no se parecen en nada a las occidentales. Evidentemente. Las conquistas sociales, los derechos humanos que nosotros llevamos conquistando poco a poco, y tras mucha lucha, desde la Revolución Industrial hasta nuestros días, no las pueden lograr de golpe en unos pocos años. Esto es cierto. A todos nos parece escandalosa la idea de trabajar 12 horas diarias en una fábrica haciendo relojes para Casio en China, zapatillas Nike en Taiwán, u ordenadores Toshiba en Filipinas, sin apenas tiempo para descansar o comer. Pero pregúntales tú a estos trabajadores si prefieren estar así o cogiendo arroz 11 horas diarias con agua y humedad hasta los huevos (con perdón). Antes toda esta gente no podían aspirar ni de coña a tener mas que un cobertizo y un burro como único patrimonio .Ahora están comprándose su pequeña motocicleta, están accediendo por primera vez a los coches (veasé el ejemplo del Tata http://www.motorpasion.com/2008/01/29-pimp-my-tata-nano-low-cost-no-implica-aburrido), y están tímidamente empezando a alcanzar algunos derechos sociales, evidentemente irrisorios para nosotros acostumbrados al “estado del bienestar”, pero para ellos son mucho. Las empresas, no nos engañemos, son las grandes pagadoras de impuestos en una sociedad de libre mercado como las nuestras (¡gracias a Dios o a quién sea!). Y cuando ven que producir los mismos productos en otros países a un coste bastante inferior, se van de occidente (el fenómeno de la deslocalización), así de simple. Eso es libre mercado, y no es perfecto, sin duda, pero un Estado no puede nacionalizar (que el estado se apropie) de una empresa, cuando esta se quiera ir de un país. Eso va en contra de la libertad. Además el estado jamás va a gestionar una empresa con el mismo interés que lo harían sus dueños eso es evidente.
Luego está el tema del “estado del bienestar”. Después de la 2ª Guerra Mundial, en los países europeos y occidentales en general, se acuñó este término para definir al conjunto de derechos (en definitiva prestaciones y ayudas públicas) necesarios para que el gran grueso de la población tuviera unos niveles parecidos de “calidad de vida”. Se buscaba en definitiva que existiera una “clase media” que hiciera al país mas próspero, educado, y civilizado. Hasta entonces los países se dividían en muy poca gente inmensamente rica, y un montón de gente que se moría literalmente de hambre. Esto sigue ocurriendo actualmente en países de Latinoamérica y África fundamentalmente (países en los que no se cumplen las condiciones básicas para la prosperidad, esto es DEMOCRACIA (ausencia de corrupción, separación de poderes legislativo, ejecutivo, judicial) , LIBERTAD ECONÓMICA (y libre comercio, libre y accesible creación de empresas, protección de los consumidores), y JUSTICIA JUSTA Y TRANSPARENTE, EDUCACIÓN Y SANIDAD).
Después de la 2ª Guerra había mucha mano de obra barata, una población muy joven, en definitiva, mucha gente que con los impuestos de su trabajo, pagaban todavía por entonces poca protección social a poca gente. Era como un sistema piramidal. En la base de la pirámide, mucha gente sostenía a pocos de arriba. Pocos jubilados, pocos enfermos, etc.….
Hoy en día la realidad es otra. Hay una población cada vez mas envejecida que necesita cubrir una serie de necesidades legítimas por supuesto (asistencia sanitaria, dependencia física de hijos y familiares que no pueden cuidarles por que tienen que trabajar), población inmigrante que viene “en pelotas” (dicho esto con todo mi cariño y respeto) de sus países de origen (países todos ellos, no lo dudes, y analízalo, en los que están mal, por que o hay dictaduras o las ha habido, o hay gobiernos corruptos que no garantizan las condiciones básicas de las que hablaba antes). El “estado del bienestar “es mas difícil de sostener en estas condiciones, por que hay menos gente pagando impuestos, empresas que se piran, y mucha prestación que prestar. En algunos países se han dado cuenta de esto y ¿que hacen? Se atiende lo esencial. ¿Qué es lo esencial? Es muy difícil de definir y entre los progresistas (los partidos mas de izquierdas) y los liberales (mas conservadores o de derechas) no se ponen de acuerdo. Eran famosos y envidiados en Europa durante años los alemanes que tenían un gran sistema de prestaciones sociales o “Estado del Bienestar” , que garantizaba toda atención sanitaria , y pensiones brutales para sus jubilados, sí, pero a costa de follarse (con perdón, ya sabes lo expresivo que soy, jejeje) a base de impuestos a población y empresas. Venían estos jubilados cincuentones (eso se ha acabado nosotros trabajaremos hasta los 70), con sus cochazos a la Costa del Sol, y sus pensiones de 500.000 de las antiguas pesetas (que cursi suena, jejeje). Parecía idílico, y en Europa se fue extendiendo este sistema, pero en algunos países con mas fortuna que otro. En Europa es impensable que un tío trabaje y cobre el paro como aquí, o que se de de baja sin estar enfermo, en fin la picaresca que tanta gracia nos hace, no está nada bien vista, y la gente respeta mucho mas lo público que aquí. Aquí en España un cani se puede cargar un autobús “por que no es de nadie”. Allí eso esta peor visto (no digo que no pase) por que “es de todos”.

Otra cosa es la política monetaria que han llevado los bancos centrales en Europa y en Estados Unidos en los últimos años. Los Bancos Centrales (antes el Banco de España, aquí), el Banco Central Europeo, y sobre todo la FED (la Reserva Federal Americana) han hecho una política monetaria irresponsable durante varios años. Los Bancos Centrales prestan el dinero a las entidades de Crédito (bancos y cajas de ahorro) a un tipo de interés. Después estos suman un poquito (o un muchito) mas y conceden crédito a la gente para adquirir bienes y servicios.
¿Por qué ha sido irresponsable? .Por que han dado durante varios años, dinero muy barato, y han dado crédito (esto último los bancos y cajas) a gente que muchas veces lo empleaba en cosas necesarias (una vivienda sí, pero no una casa en la playa), un coche ( vale, pero no para cambiarte cada 3 o 4 años),pero otras veces lo empleaba en viajes, gastos innecesarios, (¡en cachondeo vamos!) , pero no ofrecía garantías de poder pagar ese crédito después. Es lo que ha pasado en Estados Unidos con las llamadas “hipotecas subprime” o “hipotecas basura”. Se le daba dinero a gente sin garantías que se entrampaba sin pensar en las consecuencias. Mal hecho por los bancos y mal hecho por la gente. Pero claro, ¿quien es el guapo que vive hoy en día sin las escapaditas a Europa cada dos por tres, sin ir a la ultima, sin cambiarse de móvil cada dos meses, o sin la tele de plasma?.(Pues yo por ejemplo que soy un tieso). Los españoles le hemos perdido el respeto al hecho de deber dinero. Y esto es muy grave.
Como tradicionalmente la vivienda nunca bajaba de precio, mucha gente se ha metido en casas para especular (por que los bancos te prestaban el dinero barato por que estaba barato, pero si a la vez tu les dabas tus ahorros ellos te daban poco por el, por que valía poco, entonces la gente prefería invertir en inmuebles que subían el 18% al año, antes que meter los ahorros en el banco que te daba un 5 % en el mejor de los casos). Había viviendas que antes de que estuvieran finalizadas habían cambiado de propietario 4 o 5 veces, y cada especulador le subía un poquito para llevarse su bocado, con lo cual cuando llegaba al comprador que la quería como primera vivienda, estaba impagable. Aún así la gente se atrevía, por que “lo hace todo el mundo”, y porque “nunca baja”.
Pero ¡ohhh!, ¡si que pueden bajar si! Por que la gente no la puede pagar. Y se para la demanda, y hay mucha oferta por que se ha construido “a lo bestia”. Y los precios bajan. ¡Que putada que la gente se hipotecó en una casa de 50.000.000 de Pts, cuando ya vale 44!...


Las administraciones tampoco han hecho nada por evitar esto. Los municipios, las grandes instituciones y empresas públicas (RENFE (ejemplo Córdoba), el Ejército, etc…) llevan años lucrándose vendiendo suelo público a precio de oro para financiarse. ¿Para que iban a gastarse los ayuntamientos del Aljarafe (por ejemplo) dinero en hacer buenas comunicaciones, colegios, servicios, si solo con la venta de suelo, se ponían las botas?
¿Para que te voy yo a vender tomate frito si solo con vendértelo a granel me forro?

Hay gente y sobre todo partidos liberales (joé, el PP) que defiende la liberalización del suelo, que se pueda construir con arreglo a unas normativas edificatorias y urbanísticas, y atendiendo a una protección del territorio y del paisaje, pero que todo el suelo sea urbanizable. Esto daría lugar a ciudades más extendidas pero mejor comunicadas. Más crecimiento horizontal y menos vertical. En el fondo, ¿que mas me da a mi vivir en Espartinas o en la Macarena, si Espartinas estuviera bien dotada y una buena red de transportes públicos me garantizara que yo llegue a la Plaza Nueva en 15 minutos? La izquierda se opone a esto, porque dice que esto generaría mas despelote urbanístico (¿mas del que hay?), pero en el fondo es por que a los partidos y a los ayuntamientos (de derechas e izquierdas, no nos engañemos) prefieren seguir financiándose con el suelo, que en definitiva, es lo que determina el grueso del importe de una vivienda.

Además de esto la falta de una normativa urbanística y de una justicia rápida y eficaz (sin hablar de Mari Luz, pobre chiquilla), hace que falte vivienda de alquiler de calidad y a buen precio (mas barata que la de propiedad). Sin esa seguridad jurídica que permita echar pronto de un piso de alquiler al que no pague o al que estropee el piso, nadie se atreve a alquilar. Y eso no se arregla expropiando, ni tampoco dando ayudas de alquiler a la gente que alquila, si acaso habría que dárselas al dueño. Por que si se la dan al inquilino (el caso del los 210 euros) el dueño, te va a subir automáticamente lo mismo.

Luego está la vivienda VPO. Volvemos a lo mismo. Transparencia en los concursos. Tanto al que le adjudican la vivienda, como a los estudios y empresas que concurren a los concursos. No se le puede exigir a las empresas privadas unas condiciones que con unos presupuestos bajísimos no pueden hacer. Y tampoco se puede permitir que Emvisesa se dedique a financiar Palacios de Congresos. Y cambiar la cultura de propiedad de la gente. Si nos empeñamos en hipotecarnos a 40 años, para tener una vivienda en propiedad (y por que una de alquiler no nos sale rentable sin duda), no facilitaremos la movilidad laboral, tan necesaria e inevitable en estos tiempos. Por que no nos engañemos, todos nosotros tenemos que ir olvidándonos de un trabajo “para toda la vida” como seguramente tuvieron nuestros abuelos, y muchos de nuestros padres. En el programa “Tengo una pregunta para usted” un chaval de ¡¡19 años!! Le exigió una vivienda a Zp, por que “tengo mis derechos”. Este en vez de responderle, “chaval, ¿de veras no piensas en formarte, en viajar, en conocer otros paises, etc….” Le dijo “tomo nota de tu demanda”. Yo personalmente no daría viviendas de VPO a menores de 25 años.

2. ¿Cómo nos afecta?
Como ya apuntan “pfunes” y “elultimoarquitecto”, a este sector de la economía que es la construcción y el proceso edificatorio (no nos engañemos, es eso), se han arrimado toda serie de oportunistas y arribistas dispuestos a hacer caja. Absolutamente legítimo.
Con una oficina y un yogurin o yogurina al frente ya teníamos montada una agencia inmobiliaria. Un pintor o albañil (nobles profesiones donde las haya), acostumbrados a poner cuartos de baño, etc.…al que le venían bien las cosas, se metía a promotor de repente. Magnífico me parece. Todo el mundo tiene derecho a intentar ganar dinero. Y no hablemos de la profesión de arquitecto. Esta carrera sufrió a mediados de los ´90 un “efecto Guggenheim” a partir del efecto revitalizador para Bilbao, y de cara a los medios también la profesión de arquitecto, que surgió tras la construcción del museo. De repente todo el mundo quería ser arquitecto, por que los arquitectos , por que los arquitectos “se forran” y “salen en las revistas”. Y esto, no es realmente así, y desde luego no a corto plazo, como demuestra la “encuesta sobre el estado de la profesión “ que Mapashita enlazó en este blog hace unos días.

¿Que pasará con esta crisis?. Habrá reajustes duros. Habrá que apretarse el cinturón. Cerraran constructoras y promotoras a saco, agencias inmobiliarias, y estudios de arquitectura. Por que todos estos años ha habido un crecimiento artificial. ¿Y el gobierno que puede hacer? Todo este movimiento económico ha generado grandes ingresos para las arcas públicas, y ha generado empleo. Como en todas las crisis, el que haya sido hormiguita, resistirá o reconvertirá su actividad, el que haya hecho el loco antes, lo pasará mal. Ha habido otras crisis mucho peores. La de finales de los 70 con una inflación del 20% , (ahora hay un 4,5 % que no es manca), y unos tipos de interés del 25 %...O la crisis post-Expo y post- Olimpiadas. Cuando se acabó la fiesta olímpica, vinieron dos años y medio 93,94, y hasta mediados del 95, que fueron chungos. Ahora parece que nos coge mejor preparados…
Las crisis de reajuste no son malas, como apuntabais por ahí arriba. Se carga a las empresas poco solventes, y generan sana competencia. Y en época de vacas flacas, parece que la gente se olvida un poco del cachondeo, y le da por seguir formándose y preparándose.


3. ¿Soluciones?.
Ufff, tiempo, y sobre todo libertad.
Libertad para que se muevan personas, mercancías, ideas. Libertad para viajar, para trabajar donde queramos. Que el problema de la vivienda no sea un ancla, para la necesaria movilidad laboral. Aunque suene duro, es así. Todos no podemos pensar en quedarnos en nuestro barrio de siempre, en nuestra ciudad de siempre. Quitarle pájaros de la cabeza a la gente. Todos no vamos a ser un Le Corbusier, por que es imposible. Pero tampoco todos podemos hacer unas oposiciones, por que “es lo mas seguro” por que la teta revienta si tiramos todos a la vez, y el sistema no lo aguanta. Es muy triste que el 67% de los alumnos de la Universidad de Sevilla quieran ser funcionarios, según encuestas publicadas.

Libertad para crear empresas, y seguridad jurídica y protección para los consumidores. Que aprendamos a consumir. No es normal que un niñato de 16 años tenga un teléfono móvil para grabar palizas en los recreos, y el padre tenga uno normalito para trabajar. Por que las compañías observan que los teléfonos se utilizan para hacer el ganso, y nos cobran lo que quieren. Exigencia en la calidad de los servicios públicos, pero aprendiendo a aprovecharlos bien, no a saquear lo público “por que no es de nadie”. Y también libre competencia. Que acaben todos los monopolios públicos, para que se genere competencia y por tanto, empresas y empleos. ¿Por que tengo que coger trenes solo de RENFE por ejemplo?. ¿No nos damos cuenta de la libertad y bienestar y posibilidad d movimiento que nos proporcionan las compañías de vuelos de bajo coste por ejemplo?.Pues así con todos lo servicios. Una cultura de la reclamación para una cultura de la calidad. Y que los Bancos le den crédito a gente solvente, y para cosas útiles, no para operarme la papada por ejemplo…
Búsqueda de nuevos sectores estratégicos, biotecnología, potenciación del turismo, (que España se convierta en un paraíso para el estudio y el descanso, una California de Europa…)
Y rebajas de impuestos, para que se creen empresas, para que trabaje muchísima gente, y muchísima gente y empresas paguen impuestos pero individualmente paguen menos.
Así habrá recursos para gasto público sin crujir a la gente. Por que cuando las sociedades son avanzadas no necesitan a un gobierno que cobre impuestos para dar servicios. Que me dejen a mí mi dinero, y me dejen elegir mi educación o mi sanidad. Sin desmontar lo público, ojo, pero generando competencia y no monopolios. El ejemplo de Estonia (buscar el artículo “Estonia, de la opresión al compromiso con la libertad” en el nº 33, de http://www.lailustracionliberal.com/).


En definitiva, libertad.
Y hacer deporte, y hacer el amor, y reírse, que la vida es bella jolines, solo que ahora toca apretarse el cinturón, y ¡no hay mal que cien años dure!…

Ahí mando un enlace de un fragmento de un libro de Ayn Rand llamado “La Rebelión de Atlas” (la autora de “El Manantial”,libro que todo arquitecto debería leer), a ver si os recuerda algo….:

http://www.liberalismo.org/articulo/115/62/

lamalgama dijo...

Bufffffffffff, vamos a ver, que es mucha tralla la que metes y no tengo tiempo físico para leerlo todo y ordenar mis pensamientos.

De momento una pequeña respuesta a cuestiones puntuales.

1º Amigo Casandra, en el tema del crudo la cuestión no es que queden más o menos reservas, si no la llegada del peak oil, que es la que marcará la futura oferta. Una vez pasado ese cénit, en el que la producción nunca podrá aumentar por la llegada a un máximo extractivo físico, es donde empieza la movida, ya que en el actual modelo, crecimiento económico y desarrollo va de la mano de consumo energético, energía que sale directamente de la combustión de recursos fósiles, pues a partir de ese momento, seguir extrayendo crudo pierde un tanto el sentido, ya que para que se entienda meridianamente, el sistema global pasa a ser un importador neto, incapaz de suministrar la energía suficiente para seguir en pie, es entonces cuando la lógica nos dice que el declive de la extracción de crudo a nivel global será acompañado de un declive económico a nivel también global.

Puede que los países "poderosos" tengan el dinero para comprar las reservas existentes, pero lo que se estará consiguiendo es mantener en ese supuesto la máquina en funcionamiento con un rendimiento negativo, que por huevos acarreará una recesión. Respecto al último descubrimiento de yacimientos en Brasil, si no recuerdo mal el estudio nada riguroso filtrado habla de 30.000 millones de barriles, el mayor yacimiento descubierto en los últimos 30 años. Esto supone la afirmación del fin del petróleo barato, si en 30 años de adelantos tecnológicos y de una profundización de los conocimientos geológicos extremos, sólo se es capaz de descubrir este yacimiento, situado en aguas profundas, es que la cosa es evidente. Y aunque se descubriesen 10 más como ese de aquí a un mes, todos ellos no serían más que el aplazamiento de algo inevitable.

A mí personalmente el tema que más me preocupa es el de los alimentos, el primer bien necesario y que en primer lugar se verá afectado por ese declive en la producción, en primer término por el encarecimiento de la producción de alimentos (comemos petróleo señores, no saben ustedes hasta que punto), y en segundo lugar por su distribución, la cual depende en su mayoría, tanto a nivel global como local, de sí amigos, el petróleo. Es por eso por lo que planteo algo que debería ser vital, y del que muchas organizaciones y colectivos ya aportan soluciones reales, porque funcionan, se trata de la soberanía alimentaria, ser soberano de lo que uno come.

2º Amigo Josevillano77, aportas demasiada información que ya te he prometido que leeré gustosamente, pero eso requiere tiempo, y la respuesta más tiempo aún. No obstante te agradecería respondieses a unas cuestiones metodológicas, para el buen desarrollo del debate, en primer lugar a las que te planteé sobre en qué otro momento de la historia el sistema se ha enfrentado a esto que aquí se plantea. Una vez resueltas esas dudas, pasa al siguiente tema, y es que planteas demasiadas cuestiones y muy diversas, y se dispersa demasiado el debate sobre el tema central, la muerte del sistema, con lo que te agradecería que te centrases sobre si este modelo se acaba o no, y nos dieses tus motivos para tal creencia. No obstante quiero responderte a algunas ahora.

Sigues reclamando soluciones alternativas efectivas, y además a corto plazo, no me entiendas mal, pero la magia no existe, ni por uno ni por otro bando, si es que los hay, y aquí, dentro de mis modestos conocimientos, intento aportar mi parcial visión de la solución, que pasa necesariamente por un cambio de modelo, radical, que creo que es lo que no llegas a entender de mí. Yo ni soy ecologista, ni comunista, ni progresista ni pollas en vinagre, uso la lógica, la mía al menos, e intento ser lo más realista posible, y lo que hoy por hoy me dicta la razón es que el actual sistema hace aguas, y la solución no vendrá por la aplicación del mismo sistema. Sinceramente creo que existe una enorme separación de la población con la realidad que mueve el mundo, la que permite que haga mi vida de forma cotidiana, la gente no lo sabe, ni tú, ni tu vecino, ni yo mismo lo sé, y es esa desinformación entre la fuente que te permite vivir y los actos de tu vida cotidiana la que hace que sigamos creyendo en que este ritmo de vida no ya sólo es posible, si no que es un derecho inherente al ser humano por su condición de tal. La gente no es consciente de que el mundo tiene límites, límites que hay que cumplir sí o sí.

Como comprenderás yo no soy ningún gurú, ni pretendo, pero tengo preocupaciones e inquietudes a las que doy respuesta humildemente escribiendo sobre ellas, pides alternativas aplicables, yo tengo las mías, y esas están repartidas por las conciencias de multitud de colectivos que creen en otro mundo, a escala local. Para lo que desde luego no hay alternativas aplicables es para seguir manteniendo nuestro ritmo de consumo, para eso sí que estoy en blanco, para eso sí que no veo solución.

Hace tiempo me planteaba unas dudas, hace tiempo me planteaba unas respuestas.

Son sólo principios, pero algo son.

De nuevo saludos y de nuevo prometo que te responderé más certeramente sobre los enlaces que dejas.

Jo dijo...

Creo que cometemos un gran error pensando que existe una solución para el problema: me explico: el problema del que hablamos es un entramado de mil variables, mis agentes externos. Es utópico pensar que podemos proponer una medida efectiva desde ya. El cambio sólo se puede producir por pasos: determinar cuáles son los puntos más importantes (y básicos) que fallan y empezar por ahí. Y a medida que vayamos arreglando, se nos irá presentando la solución, ahora no podemos verla, y aunque la viéramos, quizá sería equivocada.

El tema de huerta yo lo usaría como ejemplo más que como medida, pero para apoyar un poco más este punto pongo otro ejemplo: invertir de manera local en tecnología y desarrollo, una huerta tecnológica: imagina a todos los países del mundo teniendo su propia industria informática, creando sus propios electrodomésticos, sus propios ordenadores. Es sólo un ejemplo, pero imagina cuánto se reduce el nivel de importanción y (lo que nos concierne:) cuánto se reduce el poder los (grandes) países exportadores. Y por supuesto, una ley sólida para controlar todo esto. Es otro ejemplo, ya digo, no creo que sea la solución, pero me parece una metáfora muy gráfica, incluso infantil.

Insisto en que la solución se nos presentará cuando tengamos perspectiva para verla, ahora cualquier medida puede ser derrumbada con el efecto mariposa: todo un planeta moviendo hilos con su producción, inversiones, gasto, contaminación... E insisto de nuevo: uno de los primeros pasos es hacer pedagogía. Sobre personas educadas e informadas sí se puede hacer algo, está claro que más o menos todos los que hemos leído y comentado esta entrada podemos servir de herramientas para ese cambio que se necesita, pero imagina que esto lo sabe (y lo entiende) más gente. Y por supuesto, fomentar una educación humanista, no empresarial (cosa que a veces se hace incluso en la universidad)

David dijo...

Aunque quizás mi comentario no vaya en la misma dirección que los restantes, a mi me llama poderosamente la atención como nadie ha hecho referencia hasta ahora a la corriente de privatización que se estableció en España a mediados de los años 90 y sigue hasta nuestros días.

No creo en el libre mercado, lo siento, porque creo que se necesitan reglas que sean capaces de regular algo tan importante como la especulación alimenticia (de verdad creéis que necesitamos que nuestras manzanas vengan de Italia, nuestros kiwis de Nueva Zelanda, nuestras peras de Bélgica, y así un sinfín de ejemplos que veo cada mañana en Mercacórdoba?). Al fín y al cabo es mover un producto de aquí a allá con el fin de "generar" riqueza.

Respecto al nombre del movimiento, sinceramente no creo que lo que defienda sea "decrecer", sino simplemente "bienvivir".

miguel dijo...

“Está claro que el hombre no es el destructor de especies. Promueve enormemente la existencia de aquellas especies que le reportan beneficio. Sólo busca destruir aquellas especies que le resultan dañinas, incluyendo las que dañan a las especies cuya existencia trata de promover. Así, intenta eliminar especies como el virus de la viruela, ratas, pulgas, serpientes de cascabel, coyotes, lobos y pumas.”

Jajaja. Lo siento, Josevillano77, pero es que no me puedo tomar en serio a gente que escribe este tipo de cosas. Eso sí, me hacen reír como pocos cómicos lo consiguen. Es lo que pasa con la gente que da tanto la espalda a la naturaleza, que cuando se pone a intentar hablar sobre ella hace el ridículo de forma estrepitosa.

El ser humano no es otra cosa que un animal sometido, como todos, a las leyes naturales. Por mucha inteligencia que tengamos (aunque demostramos más bien poca) no podemos obviar las leyes físicas, químicas o biológicas en el desarrollo de nuestra vida como especie. Es por este motivo por el que estamos en un desequilibrio del que ya se nos muestran abundantes síntomas.

Miles de millones de años de entradas de energía solar crearon una materia de baja entropía (concentrada) aquí en la Tierra. La materia de baja entropía es el prerrequisito para la vida humana. Los seres humanos utilizan la energía para alimentarse de materia de baja energía y excretan materia de alta entropía como deshecho. Cuando los seres humanos se quedan sin energía, mueren. La línea de la evolución humana existe desde hace unos 5.000.000 de años; los seres humanos biológicamente modernos aparecieron hace unos 120.000 años y los seres humanos con comportamientos modernos aparecieron en algún momento entre los 120.000 y los 40.000 años. Durante millones de años, los seres humanos evolucionaron para “adaptarse” a un medio ambiente con miles de millones de años de antigüedad. El descubrimiento y utilización de los hidrocarburos hizo posible el milagro de hacer crecer nuestra especie hasta cotas inimaginables sin este aporte extra de energía.

Situados en este punto hay una cosa que debemos asumir. No hay nada en todo el universo que podamos utilizar para evitar que, llegado el peak oil (muchos opinan que ya lo hemos sobrepasado), comencemos una continua cuesta abajo en cuanto a la energía disponible. Repito, NADA puede asumir el papel de los hidrocarburos como fuente de energía primaria. Este es el hecho fundamental que utilizamos como premisa para apostar por un decrecimiento organizado y civilizado, porque, o lo hacemos nosotros, o la realidad se mostrará tan cruda como nuestra arrogancia y nuestro egoísmo lo llevan haciendo demasiado tiempo.

Casandra, el problema que deberemos abordar más tarde que pronto es el de la conversión de los países exportadores de petróleo a países que usan ese crudo para autoabastecerse sin posibilidad de exportar o, incluso, a países importadores. Muchos países han pasado ya ese punto y ya avisan de que Indonesia está en ese proceso. Cuando los países que nos suministran petróleo dejen de hacerlo para cubrir su propia demanda, ¿qué haremos los españolitos, por mucho que podamos pagar un petróleo por las nubes?

casandra dijo...

Oye lamalgama, igual deberías plantearte sacar este post y convertirlo en web.
www.soydecrecionista.yatedigo
:-)
Está claro que aquí hay debate y el post se te ha quedado pequeño.

lamalgama dijo...

La verdad es que sí, la entrada ha adquirido proporciones bíblicas e incluso a mí se me viene grande. Sobre el decrecimiento ya hay un blog, pero la verdad es que no tengo tiempo ni conocimientos como para crear una página específica, aunque no es mala idea, para nada.

He pensado más de una vez en subir la entrada y parte de los comentarios a algún hilo de la taberna, pero no sé si se diversificaría demasiado el tema, y ni tan si quiera sabría donde meterlo, ya que aunque el tema se trata en "Ciudad Sostenible", este es más un tema que aborda el necesario cambio de modelo (socio-económico), y que se ampara en este movimiento tan sólo para darle cobertura y algo de estructura semántica. Mi intención no era hablar sobre el decrecimiento, sino hacer evidente un problema al que no dejo de darle vueltas.

Si quieres subir la entrada a la taberna, tienes más que permiso.

lamalgama dijo...

Josevillano77, no creas que me he olvidado de responderte, como ya te dije necesitaba tiempo para leer la información que me pasas (aunque tenga que hacer de tripas corazón), procesarla, ordenar mis ideas y responderte como se merece, pero de momento te dejo un enlace que te aconsejo que leas, es la respuesta de alguien que también está al tanto de este problema a uno de los habitantes de esa Tierra Plana que escriben esas cosas del crecimiento económico ilimitado gracias al mercado libre y la infinitud de los recursos.

Esa respuesta creo que resume bastante bien las incongruencias y desafíos a la inteligencia que plantean los enlaces de la página del liberalismo que dejas. Lo siento, pero es que todo esto me parece tan de cajón, que veo ahora mismo al movimiento neoliberal con la misma credibilidad que la de alguien que diga que ha visto aparecerse a la virgen María fumándose un porro.

El enlace es este, El petróleo no se acaba, dice el Sr. Mascaró.

Saludos, y por enésima vez te repito que te responderé.

Brigo dijo...

No se pueden detectar fallos garrafales en un comentario con tanto tino, pero como todos en una parte u otra, eres víctima de la "manipulación global".

No es la "finitud" del planeta lo que nos ha hecho entrar en crisis, es la vorágine del propio sistema capitalista. La producción mundial de alimentos sigue siendo excedentaria, China, por ejemplo toda su vida he exportado cereal y lo sigue haciendo. La gente no se muere de hambre por falta de recursos; se muere de hambre porque los recursos se reparten mal. Eso es lo que esta ocurriendo en los países del tercer mundo, y en EEUU, donde la cantidad de pobreza es mucho mayor de la necesaria para demostrar que el capitalismo no funciona.

Efectivamente lo del petroleo se veía venir desde hace tiempo y la falta de planificación, típica del capitalismo nos ha llevado a esta crisis. Y no te creas que pienso en energías renovables, (ojala). Busca hidratos de metano en google y entenderás a que me refiero.

No soy decrecionista, creo que el crecimiento es algo bueno, pero lo realmente importante es el reparto. Tampoco soy consumista, si me permiten parafrasear a Tyler Durden "somos el subproducto de una sociedad enferma obsesionada por el consumo. ¿ El hambre, la injusticia, la guerra?, eso no me interesa. Lo que a mi me interesa es tener un coche en la puerta, una buena casa y un plasma con 500 canales."

josevillano77 dijo...

¿El capitalismo no funciona,o el capitalismo es imperfecto,como el ser humano?Es que no es lo mismo...

josevillano77 dijo...

Sé que no tienes tiempo, y lo comprendo, y perdona si he metido mucha "tela" de golpe. No pretendía ni por asomo abrumarte (ni creo que pudiera, viendo el nivel de tu blog).
Es cierto que hay que procesar con cuidado la información, y yo mismo debo aplicarme el cuento.
Por lo que veo casi todos vosotros tenéis una formación relacionada con el Medio Ambiente (¿es así o me equivoco?, si me equivoco pido perdón), y eso os reportará una información de primera mano de la que yo, como ciudadano de a pié (meramente aficionado a la economía, sociología, al urbanismo y a otros campos ajenos al medio ambiente), no dispongo. Repito, que soy consciente, como cualquier persona con un mínimo de ilustración de que, hay cosas que tienen que cambiar en nuestra relación con el planeta. Problemas como el cambio climático, el crecimiento demográfico acelerado en el último siglo, las deficiencias en la distribución de alimentos (por citarlos a grosso modo), son temas candentes en la actualidad que vienen para quedarse. A mi todo esto no me parece una moda.
Tú hablas del decrecionismo como la opción que adoptas o que quieres adoptar para intentar cambiar un poco las cosas. Y en cierto modo, puedo compartir algunos aspectos del concepto ya que veo también irracional a veces, la vorágine consumista en la que nos vemos inmersos. Si lees en el post que metí (perdona mi desvergüenza) sobre el futuro que nos espera a los arquitectos, hablo un poco de eso.

Quizás tu no, ni el decrecionismo tampoco, pero en general siempre que se acomete la tarea de intentar mejorar el mundo que nos rodea, no ya desde posiciones políticas, si no incluso religiosas o de otro ámbito, se ataca al capitalismo, o al mercado como la raíz de todos nuestros males. Pero es que el mercado es intercambio de intereses. El ecosistema (y perdona si no utilizo bien vuestro lenguaje, que desconozco y respeto), desde la planta que realiza la fotosíntesis, hasta el león que se come a la gacela, es intercambio de intereses. Y nosotros no somos ajenos a eso. El mundo funciona gracias al intercambio de intereses. Lo que nos diferencia con el ecosistema es, que cuando en el mundo, o a pequeña escala, en los países prevalece la LIBERTAD, que se ha tardado mucho en conseguir (evidentemente, y todavía está en pañales), los hombres establecemos normas que facilitan la convivencia.
El mercado es en definitiva el conjunto de relaciones que mantenemos los seres
humanos entre nosotros y que se concretan en las transacciones que llevamos a cabo para satisfacer nuestras necesidades.
Pero para ello es necesario también que existan JUSTICIA+DEMOCRACIA+LIBERTAD ECONÓMICA *, y sería muy largo y pesado enumerar y diferenciar la lista de países en los que la existencia o ausencia de estos principios determina hacia un lado u otro de la balanza, el bienestar de sus ciudadanos.

Vamos a tu artículo.

1.Tú hablas de los límites físicos del mundo, y del crecimiento desmedido de la población. ¿Y los límites en el tiempo?. Si no me equivoco el Universo sigue en continua expansión ¿no?. Somos (el Planeta Tierra) una insignificancia en el Universo. ¿Qué te hace pensar que vamos a durar eternamente, si hay constancia de que especies como los dinosaurios se extinguieron? Por otro lado, ese desarrollo (la evolución, la aventura, la conquista de nuevos territorios son consustanciales al hombre) desde la Edad Media tan terrible hace por ejemplo, que gracias a la investigación, a la curación de enfermedades, la vida humana se haya logrado extender a lugares insospechados hace siglos, o a alcanzar una longevidad inédita. Si ahora morimos menos y vivimos mejor, tendremos que ser más ¿no?

2.En cuanto al neoliberalismo. Está demostrado científicamente, que las leyes como decía antes, normas de convivencia que se otorgan los hombres libres, a las que me refería antes, resultan más eficaces que cualquier sistema dirigido. Cuando existe una justicia eficaz (rápida e igual para todos), una separación de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial), existe una red educativa tanto pública como privada (competencia en suma), existen interlocutores sociales tales como partidos políticos, sindicatos ,confederaciones empresariales, colegios profesionales, cuando existen en definitiva millones de cabezas pensando en hacer mas eficiente el mercado, no hay estado planificado con capacidad ni interés suficientes para hacer la misma labor con iguales niveles de eficiencia.

3. Que no haya hoy por hoy suficientes recursos para alimentar a la población mundial es una falacia. Existen extensiones suficientes de Tierra para alimentar a cuatro poblaciones como la nuestra. El terrible mundo capitalista, es también el que tiene mejor nivel de vida, gracias a que se ha dotado de un sistema de libertades que en tres cuartas partes del mundo no existe. Y de eso, también son muy responsables los países pobres. Solo con compasión y cooperación esos países nunca saldrán adelante. Hace falta en ellos, todo lo que hablaba antes *.Y date cuenta de que la descomunal mayoría de líderes de los países africanos, por poner un ejemplo, no son una recua de salvajes con un aro en la nariz, suelen ser personas educadas en prestigiosas universidades europeas y americanas, acostumbradas por tanto a las ventajas del libre mercado, y del mundo libre.Algo podrían aplicar en sus países.

4.Cuando te refieres a las mieles que empiezan a disfrutar China e India, supongo que te refieres al 10 % escaso de la población que está en vías de desarrollo. El resto sigue pasando hambre, ya que en China (precisamente país planificado), conviven mas salvajemente que en ningún sitio la ultima tecnología con la agricultura mas primaria. Esas mieles en la mayor parte de los casos es sencillamente que están empezando a comer.¿También tienen derecho no?

5.Los biocombustibles sencillamente no son la solución, y esto se esta empezando a ver. En eso vosotros estáis muchísimo mas puestos que yo, y el petróleo, si se acaba, que parece que se va acabar en los próximos 30 años o antes, será sustituido por otros combustibles u otros modelos de energía como por ejemplo la nuclear (lo sé cuando se solucione, si se soluciona el problema del almacenaje de residuos) pero seguro que esta nueva forma de energía surgirá como resultado de investigaciones, procesos, etc.…desarrollados en el seno de sociedades libres, en definitiva en las que exista mercado, y cuanto mas eficiente este mejor.
6. En cuanto a la producción. Tu hablas (o eso interpreto,pido perdón si me equivoco) un poco, de la vuelta a la autosuficiencia. Hablas de que no es necesario producir el trigo que consumimos en España, en Asia por ejemplo,etc…pero eso, la teoría (y la práctica) económicas han demostrado que es absolutamente erróneo, que el sistema funciona cuando existe la especialización, que todo el mundo no tenemos las mismas capacidades o aptitudes o intereses para dedicarnos a todo en lo individual.Como te decía,yo sin ir mas lejos,no entiendo mucho de medio ambiente. El hombre como hecho colectivo no existe, existe el individuo, no existe físicamente el hombre colectivo. Existen conjuntos de individuos que, libremente toman las mismas decisiones y configuran una colectividad, pero no encontraras afortunadamente a dos hombres iguales (ni a dos cordobesas que estén igual de buenas, encontraras a una que este buena, y a otra que este todavía mejor...) por que eso no lo da la naturaleza. Eso hablando en términos de producción, etc...es lo contrario a la autosuficiencia. Eso pensaban por ejemplo Franco en España o Perón en Argentina, por citarte dos ejemplos, y ya sabemos lo que pasó.
7. No creo que el hombre viva el peor momento de la historia. Los mismos malvados medios de comunicación que nos manipulan como tú dices, nos hacen más patentes problemas que, desde el maltrato a las mujeres al cambio climático, hasta hace nada eran bastante menos visibles.
8. El mercado no puede solucionar todo como una pócima mágica. Existen desfavorecidos, y siempre existirán, por que siempre habrá gente ruin, malformaciones congénitas o accidentes de tráfico, por ponerte ejemplos de “tragedias”, que generan gente desfavorecida. Pero por ponerte un ejemplo grosero, yo prefiero tener una grave enfermedad en un país con un sistema de libertades mas eficiente que en un país del Tercer Mundo.
9. Yo creo como te decía hace unos días, fundamentalmente en la educación a la hora de consumir, en la conciencia individual. Somos animales en el fondo y no estamos preparados para ser sedentarios por ejemplo, o para comer mucha mas grasa de la que nuestro cuerpo necesita, no se si esto es decrecionismo o no, pero quizás es un poco radical que la gente tenga que empezarse a cultivar su propia comida. Cuando se ha llegado a través de los siglos a la conclusión de que para el gran grueso de la población es más fácil llegar al súper y comprar un kilo de tomates, ¿por algo será no? Aunque te respeto radicalmente, y no te lo digo en plan arrogante paternalista (un comportamiento que odio), si no mas bien por que eso, o ir siempre andando al trabajo, etc.…por desgracia, no siempre es compatible con la realidad.
10. Todo esto lo explica muchísimo mejor que yo el Profesor Carlos Rodríguez Braun en un ensayo titulado “Elogio del mercado”.En www.liberalismo.org está una parte, el resto en librerías. Y te juro, por la gloria de mi madre, que es el ultimo texto que te recomiendo.

¡Un afectuoso saludo a ti y a tus visitantes!

lamalgama dijo...

Saludos Josevillano77, no te preocupes que aquí se viene a intercambiar ideas con total libertad, siempre y cuando exista un mínimo de respeto a terceros (conmigo no, conmigo tienes total libertad para llamarme lo que quieras, desde insultarme hasta idolatrarme) y no se contamine el blog de contenidos que no sean oportunos. Efectivamente aquí hay una parte de los lectores y participantes que tenemos formación medioambiental, yo al menos me considero ambientólogo, pero al igual que tú, mis múltiples inquietudes me hacen que me permita opinar sobre otras cosas que se salen de mi parcela profesional, por lo que adelante, opina cuanto quieras que será bien recibida.

Yendo un poco al ajo, lo primero que dices sobre que el ser humano no es ajeno al ecosistema, es ahí donde está la clave, que tú mismo asumes. La norma básica de la dinámica de poblaciones, la que rige TODOS los ecosistemas existentes, repito TODOS, viene marcada por el parámetro K, esto es la capacidad de acogida, el mayor tamaño de población que se puede mantener con los recursos existentes en el medio.

Valga un ejemplo para ilustrar esto, imagínate una placa de Petri, con abundante sustrato, glucosa, a la que se inocula una inocente gota de bacteria E. coli. Esta inocente gota de E. coli aumentará su población de manera exponencial a medida que vaya consumiendo recursos, hasta que agote los recursos existentes en la placa de Petri, dándose por tanto un declive poblacional a posteriori.

Esto es lo que ocurre en TODOS los ecosistemas, y todas las especies se adaptan de manera natural a su capacidad de acogida. Sería demasiado soberbio imaginar que el ser humano está por encima de los patrones naturales que siempre han establecido la dinámica de poblaciones, y parece por tanto poco soberbio imaginar que el propio ser humano también debe tener su propia capacidad de acogida.

Eso es lo que dice la ciencia, el mercado dice otra cosa. Creo que por humildad sería escuchar mejor a esos patrones naturales. Pero bueno que divago demasiado. Es lógico pensar en que a pesar de todo, la población humana se ha multiplicado por 6 en cuestión de un siglo, y si eso es posible, será porque el ser humano aún no ha llegado a su capacidad de acogida, y es cierto, el ser humano, en las actuales condiciones, aún no ha llegado a su capacidad de acogida. Lo siniestro del asunto es cuando pensamos en que ese crecimiento poblacional ha sido posible a nuestra particular "glucosa", que en este caso, es el petróleo de mano de lo que se conoció como Revolución Verde. Sería por tanto igual de lógico pensar, que si en algún momento de la historia futura, ese recurso se agota, o se es incapaz de extraer por muy diversos motivos, y no existe una alternativa real (esto es, en igualdad de condiciones extractivas, productivas, y con semejante coeficiente energético), insisto, la lógica nos dice que se deberá producir un declive poblacional debido a la incapacidad del sistema de sustentar esa población, devolviéndonos a la cruda realidad, que nuestra capacidad de carga (o acogida) es otra muy distinta a la que tenemos hoy día, al menos en el actual modelo urbano. Mucha de las veces que pienso en todo esto, al igual que con lo del Cambio Climático, me digo que bueno, es igual, al fin y al cabo no hacemos más que lo que nuestra naturaleza nos dice, consumir recursos y crecer, es lo natural, y si hemos desajustado el sistema, este ya se encargará de reajustarlo (aunque aquí las leyes de la termodinámica nos dicen que el reajuste será muy energético, hablando en plata, mejor no verlo).

Te respondo de igual modo en que tú me planteas interrogantes:

1. Para nada creo que el ser humano vaya a ser inmortal en el tiempo, ya te digo que creo en las leyes de la naturaleza, y esta nos demuestra que no hay ningún organismo vivo que dure para siempre, es algo que hay que asumir. Respecto a lo que dices de que vivimos más y mejor, lo que nos lleva a ser más, por supuesto, tienes toda la razón, en parte creo que uno de los motivos de todo esto es el miedo irracional del ser humano a la muerte y su continua lucha contra ella, siempre perdida de antemano, pero es un debate demasiado complicado y no me quiero meter, no existen posiciones justas, es algo evidente inherente al ser humano, todos queremos vivir bien y mucho.

2. Aquí me pierdo un poco, no te entiendo bien, que yo sepa, las consignas teóricas neoliberales abogan por el mercado libre, y cuanto más libre mejor, pero tú hablas de leyes, leyes que salen directamente del Estado, hablas de interlocutores sociales, que salen del Estado. No sé, me pierdo, y más cuando personalmete abogo por la desaparición de los Macro-Estados, puede que mi postura de regulación del mercado esté más cercana a la tuya de la que crees: Yo al menos nunca he hablado de intervencionismo del Estado, como mucho he hablado de una transición planificada hacia otro modelo, que ojo, pasa por la reducción de las necesidades del propio Estado, pero este punto, desgraciadamente, entra de lleno en oposición con las leyes del Mercado Neoliberal, que como muy bien apuntabas, aboga por la exaltación del consumismo hasta niveles esquizofrénicos.

3. La extensión del planeta para producir alimentos, a ver, tener un terreno en propiedad no significa que tengas un terreno productivo por mucho que te empeñes y le pongas ganas. Con esto te quiero decir que para la producción de alimentos no todos los suelos valen. Y al margen de eso, aunque todos los suelos del mundo fuesen productivos, dos cosas:

a) En ese supuesto, seguiríamos con el mismo problema, la población seguiría creciendo hasta consumir todos los alimentos capaces de producir, sería tan sólo el aplazamiento de nuestra capacidad de carga.

b) Dudo mucho que con la actual demanda, con la evolución que los Mercados han impuesto a la gestión de los suelos agrícolas, exista mucho más suelo verdaderamente productivo, aunque no lo sé, sinceramente, pero lo dudo. Y si encima a eso le unes la pérdida de suelos agrícolas que se destinaban para la alimentación de poblaciones locales, debido al cultivo de agrocombustibles, para alimentar la maquinaria rodada del "primer mundo", como que está difícil, y eso sin mencionar el despropósito medioambiental de seguir fragmentando el territorio, de la pérdida de hábitats y de biodiversidad de los actuales "suelos en oportunidad de ser cultivables".

Al margen de eso te desarrollo aquí un poco aquello que te comentaba de la Revolución Verde. Para que te hagas una idea, lo que hoy comes, lo que hoy he comido yo, mis padres, mis amigos y el resto de Occidente al menos, ha sido gracias al petróleo. Para comprender mejor esto deberías de hacer lo que se conoce como un "Análisis del Ciclo de Vida" del alimento que ingieras, en el cual compruebes hasta que punto el petróleo ha tenido importancia, y esto incluye desde el arado previo del terreno donde se ha cultivado tu patata italiana, o de ese tomate de la Huerta de Grecia, hasta el uso de fertilizantes y plaguicidas para la correcta producción de la patata, el gasto en gasolina del tractor que ha fertilizado, o el del avión que ha fumigado, más el del gasto del tractor en la recogida de esa patata, incluso si me apuras el gasto en combustible para la propia elaboración de todo lo anterior, incluyendo semillas, tractores, fertilizantes, plaguicidas, y por supuesto el necesario para su distribución, para recorrer esos 2000 kilómetros que el libre mercado, la especialización de la agricultura, y la Revolución Verde pusieron de por medio entre el supermercado al que vas a comprar y su punto de elaboración. Eso es la Revolución Verde, integrar el proceso de producción industrial en la agricultura, hipotecar el sistema de alimentación mundial a un recurso finito como el petróleo. Lo malo de todo eso es precisamente que funcionó. Pero querido amigo Josevillano77, a eso no existen alternativas, al menos hoy día, puede que mañana sí, yo de momento abogo por la agricultura tradicional, abogo por el mercado local.

Y respecto a lo de que en los países pobres son también culpables de su propia pobreza, bueno, es un punto de vista como otro cualquiera. El mío es que gracias a esa libertad de mercado, a ese intervencionismo de entidades como el Banco Muncial, el Fondo Monetario Internacional, estén endeudados hasta las cejas gracias al cobro de los intereses que occidente impuso para el cobro de los préstamos para poder entrar a formar parte y depender de ese mismo libre mercado. Sinceramente, en esto, mejor no ser demagógico, no creo que nadie decida ser pobre, y ojo, cierto es que detrás de esa mala gestión están gobiernos más que corruptos, pero sería entrar en un juego conspiranoico buscando a los verdaderos culpables de esa inestabilidad que prefiero no tratar aquí.

4. Por supuesto que tienen derecho a comer, por dios, nunca he dicho lo contrario, lo que sí digo que no hay derecho es que se culpe a estos países por querer copiar nuestro modelo, un modelo derrochador, y sí digo que somos nosotros, Occidente en general, los que nos debemos replantear conceptos, replantear nuestro consumo. No es ético, es más, diría que es criminal, que por cada caloría que se consume en China, en Europa consumamos 10, y en USA consuman 20, a eso sí que no hay derecho.

5. Efectivamente los biocombustibles no son la solucioón, me limito a recordarte lo que hace escasamente un mes dijo la ONU, son sencillamente un crimen contra la humanidad.

Respecto con que se agote el petróleo, que es el fondo de todo esto, el problema como ya le dije a casandra no es cuando se agote, si no cuando alcancemos el cénit de su extracción, que según todos los estudios objetivos parece que debe rondar entre el 2007 y el 2010, entendiendo a este no como un descenso brusco, si no como una zona de estancamiento de la producción, semejante al actual en el que nos encontramos (la extracción lleva estancada 22 meses si no recuerdo haber leído mal). Sobre eso te recomiendo la lectura de este artículo.

Pensar que lo nuclear es la solución es un error, y esto te lo digo obviando el tema del problema no solucionado ni por asomo (ayer lo hablaba) de la gestión de los residuos. Sería tan sólo un aplazamiento del problema del que hablo, siguen siendo recursos finitos, incapaces de abarcar la actual demanda, y con el cual sólo se pondría solución al de la producción eléctrica, pero no al del transporte y toda la manufactura asociada a hidrocarburos. Eso implicaría sustituir todo el actual parque automovilístico por coches exclusivamente eléctricos (los que hoy día conducen enorgullecidos las estrellas jolivudianas son de ciclo mixto, mitad eléctricos y mitad de combustión), además de todas las actuales estaciones de servicio, y todo ello tan sólo para aplazar el problema. Además, seguiría quedando el problema del transporte aeronáutico, incapaz de ser asumido por consumo eléctrico. Como ya te dije en tu blog, es demasiada e irracional la fe ciega que se tiene en el poder tecnológico con tal de no asumir el perder nuestros actuales hábitos consumistas.

6. Ya te he dicho, la especialización funciona en nuestro actual sistema, no en otro.

7. Respecto a los medios de comunicación y lo que nos hacen patentes o nos dejan de hacer patentes, es tu opinión, la mía es diametralmente opuesta, y particularmente pienso que el grado de manipulación informativa, alienamiento y entetanimiento nunca había sido tan gigantesco, la población parece sumergida en una siesta continua donde seguir a Vicente parece lo lógico, adecuado e irrevocable, no existen alternativas, sencillamente porque no las dicen los medios.

8. No entiendo porque ligas un cambio del actual modelo socioeconómico con una pérdida de libertades que nos ponga al nivel de países de tercer mundo. Por ponerte el caso, y te repito que no soy comunista, a Cuba se le asume como un país no desarrollado, pues tiene uno de los sistemas sanitarios más potentes del mundo. Libertad no es igual que libertinaje, y creo que confundes ambos términos. No soy más libre porque me pueda comprar un coche, soy más libre porque decido no querer comprarme ese coche, y hoy esa libertad en Occidente no existe. No te puedes ni imaginar las cosas que me han soltado cada vez que digo que espero morir sin tener carnet de conducir, y por supuesto sin tener un coche en propiedad.

9. Lo del decrecimiento es tan sólo un cuerpo que he escogido para hablar de otra cosa, que está necesariamente ligada, el cambio de modelo, que creo que si entiendes de mí. Si existe solución a este callejón sin salida vendrá por un ajuste al nuevo marco ambiental en que nos movamos, que parece indicar escasez de recursos, y será eso lo que marque el camino. Yo sólo planteo que prefiero que ese cambio, necesario e incluso si me permites inevitable, se haga de modo planificado, previsor, que pase por un reajuste de nuestras necesidades. No planteo irnos todos a vivir a cabañas en el bosque, digo que va siendo hora de que nos repensemos el actual modelo socioeconómico, si es físicamente viable, y hacer lo posible dentro de la realidad a ser lo menos dependientes de él.

10. Nueva recomendación que me apunto.

Perdona por lo extenso de la respuesta, pero me pongo a escribir y no paro. Me alegro de acercar posturas, y si por lo menos sirve para que te replantees un poco todo esto, y te pongas en este lado del río, aunque luego lo veas y creas que estamos equivocados (créeme que yo muchas veces lo pienso), al menos habrá merecido la pena.

Un afectuoso saludo

BiCiClo dijo...

Soy nuevo en esta casa, pero habiéndome asomado a la ventana, me he sentido atrapado por vuestra charla, y modestamente, me atrevo a intervenir.
Hispa dijo muy al comienzo: “el actual sistema de crecimiento es insostenible”
Me parece que casi todos los participantes en esta conversación están de acuerdo (menos quizás Josevillano77) pero si nos damos cuenta, decir “el actual sistema de crecimiento” es lo mismo que decir “el actual sistema”, porque el actual sistema no sobrevive sin la dinámica del crecimiento.
Ha habido tantas afirmaciones y tanta “sustancia” a lo largo de los 31 comentarios a que ha dado lugar (por ahora este post), que me resulta imposible comentarlas todas; y no es que no las haya leído. Son algo más de 40 folios, pues he copiado y pegado todo en un documento para leerlo más a mis anchas.
Voy a comentar sólo algunas cuestiones. La primera está en relación con una entrada de Josevillano77, que se preguntaba: “¿El capitalismo no funciona, o el capitalismo es imperfecto, como el ser humano? Es que no es lo mismo...” Pues yo me apunto a que el capitalismo no funciona. Pero por favor, no saques de nuevo el tema del “socialismo real” (que éste tampoco haya funcionado no quiere decir que el capitalismo sea el único plan posible). El capitalismo no funciona porque, y esto es algo de lo que parece no te has dado cuenta, es injusto. Se basa en el lucro, el beneficio, la apropiación, que a ti te parece tan defendible.
No sé como puedes decir tan pancho: “El terrible mundo capitalista, es también el que tiene mejor nivel de vida”, como si el nivel de vida alcanzado en ese (este) mundo capitalista desarrollado no tuviera precisamente su origen en la explotación de esos otros mundos “menos desarrollados”. ¿De donde proceden los insumos que han dado lugar al gran desarrollo de los países occidentales? ¿No proceden de la esclavitud, luego el colonialismo, las materias primas de África, después el neocolonialismo, etc? ¿No está el concepto de riqueza inseparablemente unido al concepto de pobreza? En un mundo justo no puede haber riqueza. Puede haber calidad de vida, claro está (al menos eso espero) pero no riqueza entendida como la posibilidad del derroche, que es como actualmente entendemos el desarrollo. Y derroche es traer kiwis de Nueva Zelanda o nísperos de Chile, o cosas más exageradas como poseer casas de cientos de miles de dólares, o viajar en yets privados por puro capricho.
Sigo contestando a Josevillano 77; dices más adelante: “Existen desfavorecidos, y siempre existirán, por que siempre habrá gente ruin, malformaciones congénitas o accidentes de tráfico”, y me parece que no percibes que el mundo, la sociedad más bien, es imperfecta por la acción del hombre. Lo es por lo que hacemos y, casi más, por lo que dejamos de hacer. Excepto en relación a las malformaciones congénitas, respecto a las cuales por ahora no tenemos solución, lo demás en su mayor parte está provocado por nuestras acciones y omisiones. Incluso los accidentes de tráfico, que tú pareces situar en la órbita de lo que acontece sin nuestra intervención, como una especie de inclemencia del tiempo, son causa de nuestras acciones y de nuestras omisiones. De hecho pueden desaparecer, y lo están haciendo, cuando cambiamos nuestras conductas.
Todo, o casi todo, de lo que ocurre en nuestro mundo depende de nosotros. Por ello la vía hacia el cambio pasa, y eso lo han citado de varias maneras algunos de los que se han expresado aquí antes que yo, por la educación, por el cambio de conciencia, por el cambio de mentalidad, por “operar individualmente” (no inventamos nada: piensa globalmente, actúa localmente). Y pasa, sobre todo, pienso yo, por “cultivar” el sentido de la responsabilidad. Creo que la labor más fructífera que debían y debíamos de abordar los padres, los maestros, etc, es inculcar el sentido de la responsabilidad en los pequeños. Mientras sigamos pensando que todo lo importante que acontece a nuestro alrededor depende de otros (de los políticos sobre todo), no habrá posibilidad de cambio, porque el cambio es que tú dejes de comprar kiwis de Nueva Zelanda, que él renuncie a hacerse una casa en la sierra, y que yo vaya en bicicleta al trabajo cada día en lugar de hacerlo en coche. Los pequeños cambios que cada uno de nosotros puede llevar adelante con una actitud responsable suman un gran cambio para este mundo.

josevillano77 dijo...

De acuerdo contigo biciclo.Educación,libertad,y responsabilidad.

Treegom dijo...

¡Pfff! He llegado muy tarde a este asunto. Con esas amenazas de abandono del blog me he quedado desfasado.

No me he leído todos los comentarios enteros, pero lo que he leído entre líneas me trae a la mente la teoría de juegos de John Nash.

En escasez de recursos, si todos vamos a por ellos como desesperados, sin pararnos a pensar en decrecionar (o decrecer), la catástrofe está asegurada. Sin embargo, si nos ponemos de acuerdo en "ser buenos" y "portarnos bien", alguien puede llegar y aprovecharse de la confianza ajena, dejando al resto con tres pares de narices.

¿El resultado? El de siempre, pero a lo bestia: unos pocos se aprovecharán, mientras la mayoría sufre la escasez magnificada.

Siento ser tan pesimista en este aspecto.

Un abrazo y enhorabuena por este tan bien acogido post.