difuso y estacional - amalgama2

lamalgama

biocombustibles

viernes, 18 de abril de 2008 by lamalgama

Perdone, voy a necesitar esto para arrancar mi coche

Visto en Transition Culture

Actualización, lean esto por favor

Filed under having  

5 comentarios:

miguel dijo...

Cruel como la realidad. Crudo como nuestro futuro.

P.D.: ¿Entonces vuelves definitivamente?

Jo dijo...

Justo te iba a recomendar el artículo de El país cuando he visto la actualización ;)

Como soy nuevo lo de que vuelvas a es para mí como que empiezas, ¿no? Bueno, siempre puedo ponerme al día con post anteriores.

Por cierto, llegué hasta este blog buscando información sobre Iván Ferreiro en Córdoba. Google, tú sabes...

lamalgama dijo...

Saludos Jo, bienvenido seas a esta tu casa. Como siempre tengo por costumbre recordar a los que se pasean por aquí por primera vez los derechos y deberes que se tienen en este amalgamado lugar:

- Tienes el derecho a decir lo que se te antoje, siempre y cuando lo veas oportuno.

- Tienes el derecho a insultarme si así lo crees conveniente, del mismo modo que lo tienes a idolatrarme si con ello obtienes pecaminoso gozo.

- Tienes el derecho de tomar prestado o robado, y manipularlo después si así lo deseas, de cuanto en esta página aparece publicado.

- No tienes derecho a insultar a terceros (al menos sin motivo justificado).

- No tienes derecho a contaminar el contenido del blog con basura informativa.

- No tienes derecho a introducir spam.

Nada más, de nuevo te deseo un feliz viaje por aquí, y respecto a lo de que si retomo definitivamente el blog, no lo sé, haré lo que me pida el cuerpo.

pd: el concierto de hoy de Iván Ferreiro ha quedado suspendido por el tiempo.

Saludos a todxs.

Jo dijo...

Bienhallado. Me hago cargo de los derechos y deberes anteriormente citados. ¿Dónde firmo?


Pd: Sí, vi que el concierto fue suspendido. Dijeron que igual tocaban en el Café de la Luna. No sé qué pasó al final.

lamalgama dijo...

Tu palabra es suficiente Jo, y sí, efectivamente Iván Ferreiro finalmente dio un mini-concierto en el Café de la Luna para unos 120 afortunados espectadores entre los que tengo el gusto de encontrarme. El señor Iván Ferreiro una vez más demostró que es un grande entre los grandes regalando pequeñas perlas como la del sábado. Una pena por la gente que se quedó a las puertas y que vinieron de fuera, otra vez será.