difuso y estacional - amalgama2

lamalgama

d'amalgaam

sábado, 29 de marzo de 2008 by lamalgama

Esto no es un adiós, válgame el ídem, estaría bueno, y más con lo que me gusta escribir (afición que he descubierto gracias a esta vida blogueril), pero necesito un descanso, necesito descontaminarme de muchas cosas, demasiadas, pensar más de dos veces al día en esta ciudad agota en exceso. Cuando día tras día uno lee la prensa, escucha los informativos, digiere opiniones del Ministro, del cura, del Tato, del taxista y de la madre que lo parió, uno se cansa. Supongo que eso es lo que más mella me ha hecho, la opinión, en especial la opinión del cordobés medio, y la mía propia, lo que hace replantearme si quiero o no participar de este nauseabundo juego, el de crear y formar opinión. He visto demasiados temas opinados, demasiadas opiniones vacías de contenido, demasiados contenidos putrefactos, contaminados y tendenciosos, de eso noto que estoy rodeado y me siento partícipe. No sé si llegáis a entenderme, no sé si esto es síntoma de un narcisismo que debería preocuparme o es algo lógico, pero no aguanto más sin un descanso, no los aguanto más.

Así pues, no es por el hecho de irme a Holanda (gracias Miguel, gracias) dentro de unos meses, es por agotamiento cerebral perolero, porque cuando la gracia cortijera del cordobés se hace presente desanima hasta a Papá Noel, colgado de Prozac en Disneylandia, echando un polvo (con el permiso de los guionistas de Friends). ¿Quiere decir esto que estoy en contra de la libertad de expresión? Evidentemente no, pero en algunas ocasiones la sangre me hierve demasiado y creo que eso no puede ser bueno para mi salud y la de los que están a mi alrededor, y mira que yo tampoco me tomo muy en serio las cosas que leo, pero cuando se ve tan redundada ignorancia una y otra vez, y se sigue con la misma cantinela por parte del respetable sin morir ahogado en el charco de su propio vómito, cuando eso es lo que gusta, el insulto fácil, la consigna barata, la ausencia casi total de autocrítica, cuando aquí se enjuicia inquisitorialmente a alguien que lo único que ha hecho es no comulgar con el canon religioso de norma y silencio (caso Elena Cortés para el despistado) por poner un ejemplo de los mil que hay, cuando se opina y opina sin un esfuerzo mínimo de información y formación previa, cuando se habla de curtura sin siquiera saber escribir la palabra curtura, cuando todo eso se junta se va llenando un vaso que en algún momento debe rebosar, y cuando eso ocurre, lo mejor es vaciar un poco, calmar las aguas y que estas vuelvan a su cauce.

Queridos amigos todos, mil gracias por estar ahí y pedir la cabeza de este que os escribe si dejase de hacerlo, pero necesito un descanso (aunque conociéndome no podré contenerme demasiado), más de 300 entradas en algo más de un año es suficiente por el momento, cientos de comentarios acumulados, discusiones y sanos debates, rebajar el ritmo y alejarme de dar opinión es algo que necesito. En breve os volveré a dar el coñazo. Salud.

11 comentarios:

Landahlauts dijo...

Pásalo bien.
De eso se trata. no?
Un abrazo.

miguel dijo...

Pero no nos vas a dar tu opinión acerca de lo de Elena Cortés? ;p

Paul M. dijo...

que se dé bien la desintoxicación!

y aquí esta si decides volver a la blogosfera ;)


un saludo y suerte en holanda (no te olvides el chubasquero!),

Paul M. dijo...

aquí estamos, quería decir, que se me ha comido un trozo...

ana dijo...

:)
Ahora sí sé cómo se dice...
Disfruta del queso, de los tulipanes, de los molinos, del viento, de las bicis, de las holandesas, de los holandeses, que de eso se trata. Nosotros estaremos aquí si quieres volver a contárnoslo, esperando que todo te vaya mejor que bien.

Besines guapo.

María José dijo...

Pero ya es seguro? Te han dado la plaza???? Aayy dios que me voy contigo y nos alquilamos una casa al borde del canal y escucharemos todos los días las campanas del Dom, oh......Tienes que contarme eh? Espero tu llamada.

Un gran besazo!!!!

Treegom dijo...

¡Pero bueno! ¡Qué gran oportunidad! Muchos de los blogs más intereantes son los que hablan de las experiencias vividas en un viaje, del descubrimiento de una tierra nueva. Podría llamarse "Aventuras y desventuras de un cordobés en Holanda", o "...de un hombre de mundo en el mundo".

Aparca este viejo cacharro, estrena uno nuevo, y así cuando vuelvas, éste dejará de ser viejo, para llegar al encanto de ser antiguo.

Y lo recuperarás.

harazem dijo...

Vaya, amigo Lamalgama, aunque no me la creo, se va sentir tu (corta) ausencia. Realmente es cierto lo que dices: cada berrinche que nos pillamos sufriendo la barbarie y la estupidez que nos rodean nos liquida una media de 5.000 hepatocitos. Así que todo depende de cómo seamos capaces de tomarnos esta guerra. Hielo en el hígado, pero fuego en la lengua. De todas formas esto del blog lo mejor es tomárselo como una simple manera de ordenar nuestras ideas frente a la realidad exterior. Ver, asimilar y escribir sobre ello. Así es terapéutico y si alguien lo lee y le parecemos graciosos o interesantes pues miel sobre hojuelas. Pero ya sabes que nuestra proyección es más pequeña que la de una linterna de llavero. Aunque a la larga te enteras de que un puñadito de personas abren cada día tu página para ver qué les has dejado ese día. Así que lo bueno es que te obliga a escribir, a ordenar tus pensamientos físicamente. Y lo malo es que te quita tiempo para leer o para ver películas o para hacerle caso a quien te quiere.

Me sumo a la propuesta de Treegom. Sería interesante que reedificaras el blog desde Holanda. Hacer una especie de Cartas Marruecas comparando las cosas de allí con las peroleras de aquí. Seguro que si le pillas el punto te lo pasas como los indios. Hay varios blog de gente que vive en China de lo más interesantes. Échales un vistazo.

Un abrazo, chaval.

Cia dijo...

¡Vaya telaaa!, ahora que acabo de tomar contacto contigo, lo primero que leo es que te piras!!!jajaja. Bueno, pues yo, al igual que los que te han comentado, apuesto también por que continues tu blog allá donde vayas. Así, además de seguir leyéndote y en contacto, nos acercarías un poquito tus vivencias y peripecias,no?. En fin, cada día me alegro más de que me encuentren por ahí por estos mundos ciberespaciales. GRACIAS por apoyar mi blog, ya sabes que ahí tienes un huequecito en el que voy a recomendarte, un saludo y suerte!!

Pinchito dijo...

¿Que si se tentiende, Lamalgama? y tanto. Leer el Córdoba diariamente tiene sus secuelas, si además te chupas el ABC también, pues para de contar. Búscate un buen puñado de musarañas y limpia cañoñes, que falta que hacen.

Un saludo más que cordial.

lamalgama dijo...

Saludos Cía y Pinchito, bienvenidos a esta vuestra casa, será un verdadero honor teneros a ambos por aquí, a una por su condición de andaluza en el exilio voluntario, y a Pinchito por el alta estima que te tengo, desde luego que serán más que bien recibidos vuestros comentarios.

Gracias a todos por estar ahí, seguramente no tarde mucho en volver a las andadas, me han tocado demasiado los hepatocitos en estos días de retiro espiritual, y eso exige venganza, además es que me los han tocado a base de bien, desde profesores teatrales hasta pesadísimos escritores de cartas al director que se creen que ese espacio se les convierte en una sección personal con la que poder atormentar al personal sobre las gilipolleces y reflexiones que se le ocurren, y todo ello pasando por manipulaciones nauseabundas con lo que representó la República y alguna que otra lindería que mi cerebro sabiamente ha decidido eliminar de mi memoria.

Efectivamente queridos colegas tabernarios (mensaje exclusivo para los miembros de la calleja que pasan por aquí), esta ciudad adolece de luz y le sobra estupidez a raudales, no seré yo quién les siga el juego, hemos hecho una buena peña y no está bien tirarla a la basura por el síndrome del taxista.

Ya veremos con que os atormento.