difuso y estacional - amalgama2

lamalgama

este título es ilegal

sábado, 26 de enero de 2008 by lamalgama

No amiguitos, no os preocupéis, no me van a meter en la cárcel, al menos de momento, al menos hasta que los derechos de propiedad del color magenta lleguen hasta España. Y es que, aunque parezca mentira, un color puede tener dueño, en este caso concreto, el color magenta, es propiedad de la compañía de telecomunicaciones alemana Telekom, como claramente figura en la declaración del copyright de la empresa, y eso le da derecho en Alemania, Holanda, U.S.A. y otros países no especificados a ser el propietario absoluto de dicho color, al menos en el terreno de lo comercial. De hecho Telekom ya ha estado metida en pleitos con un anunciante que utilizó el color magenta con fines publicitarios. ¿Cómo lo veis? Lo curioso de todo esto es que no es algo exclusivo de Telekom, leyendo cositas por ahí, he aprendido hoy que hay multitud de empresas privadas que tienen registrados otros colores, por ejemplo Pantone, compañía creadora de un sistema de control de color para las artes gráficas, tiene registrados su lista de números cromáticos, y por eso hay ciertos colores que no se pueden encontrar en el software libre.

Afortunadamente hay gente por ahí que se lo ha tomado con sentido del humor en este tema de la propiedad cromática, y han abierto una página en favor de la liberación del color magenta, cuyo código numérico es #FF0090. La página se llama freemagenta.nl y alberga curiosísimas composiciones visuales denunciando la usurpación de todo un color. En fin amigos, ap
rovechad mientras podáis a utilizar el color magenta, ¿quién sabe qué día uno de estos neocon empezaran a adquirir nuestros sentimientos reclamándolos como propiedad? ¿os imagináis que el Sánchez-Dragó reclamase la propiedad del sentimiento de aburrimiento como consecuencia de la indigesta de sus bodrios literarios? A un paso estamos, bienvenidos a la sociedad de la propiedad privada.


Fotografía: Flickr

14 comentarios:

Manuman dijo...

Todo lo que tenga nombre es susceptible de se propiedad de alguien.

ampharou dijo...

Con el rojo Valentino pasa lo mismo??? No me voy a poder vestir de rojo nunca más???? Con lo bien que me quedaba, sobre todo sobre una rejilla de salida de aire del metro...
Besines, guapo ;)

Marian dijo...

El tema de los colores me encanta. De hecho, creo que al dedicarme al diseño es imprescindible conocerlo?

¿En serio eso de Telekom es cierto? No lo había oído.
Me parece muy extraño ya que el color magenta es uno de los 4 colores que se utilizan en cualquier imprenta del mundo para imprimir en color. Lo que se llama "CUATRICOMÍA":
CMYK
C: Cyan
M: Magenta
Y: Yellow
K: Black o Key

Entonces... ¿quiere decir que el magenta pertenece a esta empresa y para utilizarlo se le ha de pagar? ¿O más bien se refiere a que otras empresas no lo pueden utilizar como color corporativo? supongo que será lo segundo.
No me parece algo que pueda caber en la legalidad. Así como nadie puede registrar un nombre de marca genérico como "agua" (para venta de agua), "garbanzos" (para venta de los mismos), "zapatos" (para venta de calzado), etc; nadie puede adueñarse de un color, y menos de un color que compone la cuatricomía.
Es que me parece muy fuerte.

Otra cosa es que las distintas empresas de un mismo sector utilicen colores distintos. Eso es lógico y ayuda a identificar marcas.
Movistar = azul
Amena = verde (en su día)
Vodafone = rojo
Orange = naranja.
Igual la empresa Telekom se refiere a esto... A que no puede ser utilizado por empresas del mismo sector... De otro modo, no lo veo justo.

Lo de los PANTONE es otro tema. Sólo se utiliza para tintas impresas. Está claro que se ha convertido en un negocio muy rentable pero no deja de ser muy útil.
Se trata de un código de colores, que numera cada color, de forma que un diseñador (por ejemplo) puede establecer un color corporativo para una empresa y saber que tanto si se imprime en Vietnam como en Toleto va a ser exactamente el mismo color. Además de que permite imprimir macizos de color y puede resultar más económico.

Por ejemplo, si yo quiero imprimir un tono marrón con cuatricomía necesitaría 3 tintas, magenta, amarillo y cyan, e incluso negro si fuese oscuro, es decir, el papel necesitaría pasar por cuatro rodillos de impresion. Mientras que con una tinta PANTONE sólo pasaría por un rodillo, dónde se habrá colocado el tono de marron que elija en el la carta PANTONE de color. Me resultaría más económico.
Además la tinta no hará aguas ni punteado, será uniforma...

En definitiva son muchas ventajas.
PANTONE simplemente fue una forma de establecer un código de colores.
Otra cosa es que es de una empresa privada... Pero bueno, entendiendo que son los que tienen que proveer el color (las tintas) es normal que cobren. Tampoco es exactamente igual que una unidad de medida como la de el peso o longitud en la que no se suministra nada material.
Bueno, te podría explicar mucho más a fondo lo de los PANTONE pero es un poco díficil asi por escrito.

Un beso.

lamalgama dijo...

T-MOBILE, the T-MOBILE logo, T-ZONES, the T-ZONES design, the HOTSPOT design, T-MOBILE MDA, T-MOBILE SDA, T-MOBILEWEB, the WORLDCLASS logo, the “digits” design, the T-MOBILE acoustic logo, and the color magenta are registered and/or unregistered trademarks of Deutsche Telekom AG in the US and/or other countries.

Copiado y pegado directamente de la declaración de Copyright de T-Mobile.

Creo que la propiedad atañe a cuando el color magenta es usado con fines publicitarios por otra empresa, lo que ya no sé es si queda restringido al sector o no.

De todos modos es cuanto menos curioso, al igual que tu comentario, joder, vaya lección que me das, es un lujo tener por aquí comentaristas de tan buen nivel como el que hay.

Gracias a tod@s.

Y un beso especial para Marian y Ampharou, lo siento Manu, para ti un apretón de manos, o un abrazo mejor... bueno venga, que te me pones tontorrón, otro beso para ti.

Saludos

casandra dijo...

Ni siquiera cuando el color se usa comercialmente se puede registrar. Sobre todo esto la ley es tan confusa que dificilmente esta empresa podría ganar ningún contencioso sobre este tema. Los colores no se pueden registrar para limitar su uso. Como tampoco las palabras genéricas ni las imágenes de dominio público. Un caso interesante es el asunto del toro de osborne. Han perdido ya varios pleitos porque se considera ya una imagen identitaria de un pueblo y de dominio público.
Por otra parte es curioso que un color no se pueda registrar pero si un sabor o un olor.

Manuman dijo...

Lo que quieren registrar es en realidad un estímulo que recibimos en la retina. Los colores no existen:
http://librodenotas.com/elojoqueve/13002/azul-cielo

Marian dijo...

Jeje...
Bueno, manuman ya se mete en camisas de once varas, jeje, con un tema un poco filosófico ya...
No me he leído el artículo del link aunque lo leeré. (Lo prometo) :)
Pero los colores sí existen. Bueno de hecho la luz se descompone en colores. Los colores al fin y al cabo no son más que luz reflejada...

(Para mi es un poco como decir que los sabores no existen. Existen, pero luego cada uno tiene su propia experiencia sensitiva. Pero el limón es ácido para todo el mundo, como el rojo es rojo y el azul es azul, aunque luego haya personas que se estimulen más o sean más susceptibles...)

Si yo veo la sangre de color rojo, es porque la sangre absorbe toda la luz menos la de color rojo y así con todos los colores.
De este modo el blanco es un color "fresquito" pues refleja toda la luz mientras que el negro la absorbe toda y acumula más calor, por ejemplo.

Y la intensidad de luz reflejada, por la rosa por ejemplo, es la misma para todos, la mire quien la mire, tanto para la tía Pascuala como para el panadero de mi calle. Otra cosa es que pueda variar un poco de unas personas a otras, pero no creo que tanto, otro tema es el de los daltónicos.

Buah! Es que este tema de los colores es super interesante... Si entendieseis el catalán os recomendaría ver las series "Colors en Sèrie", aprenderías un montón de forma super amena. Podeis intentarlo... no es tan complicado.
De momento os dejo un link que colgué en YouTube de un trocito del capitulo del azul. Está traducido en la información del video.

Un fuerte abrazo.

Manuman dijo...

Vale, de acuerdo que expuse mi idea en forma de titular sensacionalista, y también reconozco que caigo fácilmente en la disquisición filosófica. Pero es que soy un poco asín. Y sigo con ello.

Lo de que los colores no existen es una manera de decir que sin la luz no habría colores (bueno, sí, el negro). Si bien es verdad que la luz provoca una reacción física que, reflejada, nos provoca esos estímulos en forma de colores, no sólo hay que tener en cuenta la luz y los cuerpos reflejados: hay que tener en cuenta quién recibe estos estímulos. Ya no se trata de que unos seamos daltónicos y otros no. Se trata de que el ser humano pueda o no percibir cierta gama de colores. Estamos muy limitados, nuestro cerebro no da para más.

Pero lo que me parece más importante es que no sólo efectuamos una transformación neuronal del color, sino que además le damos valores. Como expones en tu video, Marian, asociamos a esa propiedad cuantitativa (medida, por ejemplo, en el estándar RGB) un propiedad cualitativa, que es lo que viene a decir un poco el artículo que enlacé en el comentario anterior. Es decir, realizamos dos transformaciones de lo que en principio eran estímulos objetivos para todos. Y no hablemos ya de la sinestesia.

Como ves, Marian, también es un tema que me interesa. Pero sobre todo no la parte objetiva-física sino la subjetiva-interpretativa. Aún así, creo en el lenguaje de los colores y en una respuesta más o menos general a ciertos estímulos sensitivos: unos labios rojos o unos ojos azules siempre tendrán un inmenso poder de conmover.

Saludos varios.

Marian dijo...

Estoy de acuerdo contigo manuman en que la parte subjetiva es muy importante, pero al ser subjetiva es díficil de explicar... Por eso está bien que existan las formas de clasificar los colores, para que aunque uno diga que un color es más anaranjado y otro más rosáceo... nos podamos poner de acuerdo. Podemos estar más o menos seguros de lo cómo ve cada uno, pero no de cómo ven los demás exactamente... Aunque yo creo que todos vemos prácticamente igual, como debe ocurrir con los sonidos.

Perdonad este comentario tan egocéntrico que viene a continuación y tan largo, pero el tema es complicadillo de explicar cuando ni una misma lo entiende... jaja.

Lo de la sinestesia es muy interesante. Resulta que a mi siempre me ha pasado, especialmente con los sonidos. Algunos determinados sonidos (o incluso palabras) estimulaban en mi cerebro una sensación de sabor (pero sin sentir sabor), o una sensación de tacto (pero sin tocar nada), o incluso las dos a la vez, no lo sabría explicar. Esto me pasaba especialmente cuando era pequeña, aunque ahora también me pasa de vez en cuando y es una sensación incontrolable. Si me daba me daba..., no se las causas, y si se acababa la sensación tampoco podía volver a provocarla de nuevo. Es placentera aunque confusa, no sabes muy bien ni de dónde viene ni dónde se sitúa... Yo diría que más bien por la cabeza, en la boca, mandíbula y en las manos a veces. La de las manos es una sensación como si estuvieses cogiendo algo mágico con las manos... No sé... Como si se te llenasen... A veces le he dicho a alguien “¿No sientes nunca como si se te llenaran las manos? ¡¡Lo estoy sintiendo!!” y ponen unas caras de extrañados que ya no sigo... jaja.

En cierta medida es un poco parecido a un orgasmo (aunque no tan placentero, claro, es distinto completamente) en el sentido de que cuando lo estás sintiendo lo sabes perfectamente. Pero... no puedes provocarlo voluntariamente de ninguna manera, al menos en mi caso. A veces me ha pasado con palabras tan estúpidas y absurdas que me da incluso vergüenza. Tampoco suelo contar mucho esto porque la gente piensa... “Mira la tía flipada esta... ¬¬”.

Aunque hasta hace muy poco tiempo no era verdaderamente consciente y lo "mantenía en secreto", nunca lo había comentado con nadie. Yo misma no lo entendía, pues era una sensación que no se puede describir con palabras y por lo tanto es imposible entender. A veces pensaba que a los demás también les pasaba y no decían nada... O a veces pensaba que si lo decía, la gente se reiría diciendo que es una locura y que te va mal el cerebro o algo así...

Hay cosas que pone en la wikipedia que no son ciertas, al menos en mi caso... jeje.
No tengo conocimientos de música, nunca he estudiado, aunque cuando era peke, tenía una flauta y era capaz de sacar las melodías de bastantes canciones con la “intuición”. Me sabía todas las canciones infantiles y villancicos, aunque nadie me las hubiese enseñado. Pero odiaba el solfeo, me apunté al conservatorio y no fui ni tres semanas.
Si soy capaz de distinguir otros sonidos no percibidos por otras personas lo dudo mucho aunque como tampoco sé que sonidos perciben los demás... Lo que es cierto es que soy ESPECIALMENTE SENSIBLE a los sonidos, me afectan mucho. Tampoco poseo excelente memoria... Creo que al contrario, tengo una memoria bastante traicionera. Aunque es cierto que soy super despistada y no me fijo. Y lo que no me ha pasado nunca es lo de ver colores al leer o esas cosas, al menos de forma consciente.

Y como siempre, soy super tranquila, relajada, jaja... Y rollera. Siempre se me dieron mal los resúmenes... :(

Besets

Manuman dijo...

Marian ¿eres sinestésica? Alucino. Nunca he conocido alguien así. Siempre que he oído hablar del tema he escuchado nombres como Nabokov o Rimbaud, así que ahora que me dices que tu también lo eres me genera cierto respeto. Pero no por nada, sino porque considero que es una hipersensiblización de alguna parte del cerebro que permite percibir la realidad de una manera diferente, especial. Por cierto ¿qué es eso que coges con las manos? ;Þ

En cualquier caso, tu misma eres un ejemplo de cómo la realidad no es sólo como la ve la mayoría sino que hay visiones muy diferentes. Hoy día nuestro cerebro puede procesar cierto conocimiento, pero tenemos nuestros límites. Los tenemos claros. Lo que me pasa es que, como a Kant, una vez definidos los límites de lo que puedo conocer, a mí lo que me interesa de verdad es "el cielo estrellado sobre mi cabeza". Es decir, los colores sonoros, o los sonidos palpables, los olores de colores y toda esa gama de sensaciones que está más allá de mi conocimiento. Te envidio (a la española, claro)

Marian dijo...

Jaja... Si... Eso creo, que lo soy.
Aunque me enteré hace muy poco, pues ya te digo que pensaba que eran ralladas cerebrales que le dan a las personas en algunos momentillos. Mi hermana que fue a unas cosas de psicología y se puso a hablar del tema como de algo extraño me hizo saberlo, pues dije... "aiva! pero si eso me pasa a mi!!" Y empecé a contarle mis "experiencias" jaja y se quedó alucinando. Luego busqué info en Internet y vi que también le pasa a otras personas pero pocas. Pero la información que hay es super tochazo y la verdad tampoco me he informado mucho.

Me gustaría ir algún día al psicólogo para aprender algo más. Buah! A mi me encanta la cita de cita de Wittgenstein:
“Los límites de mi lenguaje son los límites de mi pensamiento.” Realmente como no existen palabras para expresar esa sensación se me hace complicado entenderlo. Y mucho más cuando no lo siento en este momento es algo díficil de recordar.

Jaja... ¿de qué se me llenan las manos? Pues no sé. Es que es una sensación extrañísima. Como si cojieses el material más agradable del mundo, algo que nunca has tocado, bueno, más bien como si lo tuvieses dentro de las manos, dentro de la piel... Pff! No sé como explicarlo.

A ver... en cierta parte es como una pequeña rallada del cerebro, o así me lo parece a mi, parecido a cuando te da un déjà vu (eso todo el mundo lo ha vivido, ¿no? Lo de sentir que algo ya lo has vivido) pero con los sentidos, como que si se mezclasen de una forma placentera y un poco más intenso que un déjà vu. Sí, creo que es algo así, ahora que me paro a pensarlo.

Un besete.

lamalgama dijo...

Me estáis dejando con la boca abierta con el debate tan interesante que estáis manteniendo aquí. ¿De verdad puedes sentir eso Marian? No sabía que eso fuese posible, de hecho creía que la sinestesia era una especie de empatía. Debe ser alucinante experimentar sensaciones con un sentido diferente al de la sensación en cuestión, debe ser algo onírico. Yo a lo más que puedo llegar es a recordar gratos momentos del pasado cuando huelo determinados olores que despiertan en mí puertas de otros tiempos, pero eso de sentir un color, niente niente.

Salud@s

Manuman dijo...

Lo que pasa es que cuando Wittgenstein dijo eso de que "sobre lo que no podemos saber, es mejor callarse", se cayó. Y así estuvo unos años, hasta que no pudo aguantar el hombre y escribió sus Investigaciones Filosóficas. Porque la realidad que percibimos no es una, somos muchos percibiendo, jugando con el lenguaje, con los sentidos, con las percepciones, y tu, Marian, juegas con tu sentidos con unas reglas (si es que son reglas) que pertenecen a otro plano sensorial. Por eso le tengo tanto respeto a estas cosas, pues con esa capacidad de percibir quizá puedas acceder a sensaciones y conocimiento al que ninguno de nosotros podríamos llegar.

Sí, definitivamente deberías o escribir poesía, o tocar un instrumento, o pintar, o escribir cualquier cosa para poder dejar constancia de esas sensaciones. No deberían perderse.

Marian dijo...

Sí, lamalgama, como tú dices, también la gente a la que se lo comento me dice lo mismo de que como mucho un olor les puede "transportar en el tiempo" y me dicen que debe ser eso lo que me pasa. Pero no. No es en absoluto parecido a eso.

Manuman, yo lo de plasmar todo esto lo veo muy complicado.
Por ejemplo la sensación del olor. ¿Cómo podrías representar un olor con un sonido? Difícil ¿no?. Pues ahora... ¿cómo podrías representar que al escuchar el suave sonido de una persona pasando unas hojas (de un determinado papel, de un libro, en tu cerebro además es cómo si se estuviese estimulando el sentido del sabor y el placer que produce saborear algo que te gusta mucho? :S Es como imposible de plasmar.
Como mucho puedo intentar explicarlo con palabras... jeje. Aunque la verdad es que contándolo asi parece algo rídiculo y tonto, es muy complejo.
Teniendo en cuenta que me encanta pintar podría intentarlo aunque no se yo...

Por lo que dices de la sensibilidad... La verdad es que siempre he sido una persona muy sensible.
Muchas veces al ver a la gente actuar con frialdad me repugna, pues no sé como no pueden sentir empatía por nada.
O cuando alguien no sé da cuenta de que otra persona no está a gusto y cosas de esas... yo suelo darme cuenta de esas cosas.
Siempre he tenido mucha empatía y la gente que me conoce lo sabe. No soporto ver a nadie sufrir, aunque sea mi peor enemigo, pues lo sufro yo misma y en mi opinión no hay nada peor que el sufrimiento.
Siempre me pongo en el lugar de todo, incluso de una cucaracha (recuerdo una vez que le eché veneno a una en la puerta de casa y era tan grande que no me atrevía a pisarla con las zapatillas de estar por casa, me quedé con un nudo en el estómago inmenso al ver cómo sufría y daba unos espasmos y saltos horribles, yo también sufrí mucho al verlo) o una estantería... Jaja. Ahora me río, pero en ocasiones he sentido hasta una especie de preocupación paranoica por ejemplo por una estantería (si está sobrecargada), ya sé que es un absurdo, pero no lo puedo evitar y así con muchas cosas. La verdad es que un poco rara reconozco que soy... Pero bueno, voy a parar de hablar ya de mi, que me da vergüenza (ya parezco una egocéntrica).

Besos.