difuso y estacional - amalgama2

lamalgama

Camino verde

domingo, 25 de marzo de 2007 by lamalgama

Colocar la primera piedra de la vía verde Guadajoz-Subbética puede parecer un asunto anecdótico si se compara con un acto similar para la construcción de una autovía. Permítanme los promotores de estas infraestructuras mastodónticas que disienta. Porque no se trata de ir contra el progreso tan bien recibido en la Andalucía del llanto, sino de humanizarlo. Y en eso consiste ese camino verde que se inicia en la antigua estación de ferrocarril de Baena. Va a discurrir por lo que fue en su día un camino de hierro, que nos permitía a los baenenses viajar hacia el fin del mundo. Al echar el alcalde don Luis Moreno , impulsor de esta obra, una paletada de arena sobre la primera piedra, pensé que se recuperaba un hábito en vía de extinción: caminar del brazo de la naturaleza y oír el trino de los colorines en lugar del aterrador tubo de escape de las motos. Recuerdo ya en Londres en los años 60, y posteriormente en Estados Unidos, ver a gente de todas las edades caminando o corriendo por caminos verdes. No son gente rara, pensé; son seres humanos que no quieren dejar de serlo si sólo se guían por el progreso. ¿Es progreso ese tan-tan de la selva que contaminan acústicamente aparatos de sonido de alta tecnología incrustados en los automóviles de jóvenes muy modernos? "El camino verde que va a la ermita...", indicaba la vieja canción. El letrista no necesitaba ser ecologista para animarnos a caminar entre olivares. Ir de un pueblo a otro en bicicleta o a pie. Recorrer zonas pintorescas sin que te apabullen los coches.
Manuel Piedrahita. Visto en Diario Córdoba el 24/3/2007

2 comentarios:

miguel dijo...

Como tú sueles decir, la mayoría de las veces el progreso está mal entendido, sobre todo en tierras de nuevos ricos como son estas.

fernando mh dijo...

Cuánto cierto. Y no sólo es aplicable en la "Andalucía del llanto", sino también en la "EuskalHiria" ("Ciudad vasca") que dijo Bernardo Atxaga: también aquí tenemos como asignatura pendiente, varias veces prometida y no sé cuando realizada totalmente [parcialmente sí se ha hecho algo al respecto, por tramos, pero... no es lo mismo], la conversión de antiguos trazados ferroviarios de vía estrecha o dedicadas al tráfico de mercancías entre históricas acerías de la Euskadi profunda y la costa, en vías verdes aptas para el recorrido peatonal o ciclista.

Asignaturas pendientes, a medio aprobar, a medio suspender. También por aquí.

Salud, república y bicicletas para tod@s.