difuso y estacional - amalgama2

lamalgama

convivencia pacífica

jueves, 28 de diciembre de 2006 by lamalgama

El presidente de la Junta Islámica Española, Mansur Escudero, solicitó a la Santa Sede el uso ecuménico de la Mezquita-Catedral de Córdoba hace bien poquito. La respuesta del obispo cordobés, de quién depende tal decisión, es que este uso compartido "confundiría a los creyentes" y que "no contribuiría a la pacífica convivencia". Se escuda fundamentalmente en razones históricas, debido a que la Mezquita de Córdoba se asentó sobre una antigua basílica visigoda, cosa que yo no entiendo muy bien a que viene mencionar, ya que la Junta Islámica no pide el uso exclusivo, lo que plantea es convertir el templo en ejemplo de ecumenismo y tolerancia entre culturas, que por cierto, adoran al mismo Dios.
Esta decisión del obispado cordobés ya ha tenido respuesta esta misma mañana, y se ha podido ver al propio Mansur Escudero rezando frente a la Mezquita bajo el rito musulmán. A mí particularmente las religiones me la traen al pairo, pero no por eso dejo de respetarlas, y entiendo que el mutuo conocimiento entre ambas puede traer sabiduría a este mundo, y puede que incluso un poquito más de luz. Esperemos ver algún día la verdadera comunión de la iglesia católica, y que se dejen de tantas chorradas como se traen. Bicicleta y República.

Filed under , having  

2 comentarios:

miguel dijo...

Sería un auténtico ejemplo para el mundo, sobre todo teniendo en cuenta el contexto sociocultural actual en el que vivimos. Ojalá consigamos que entren en razón estos mequetrefes y que Córdoba sea reconocida en el mundo por el respeto y la mezcla de culturas.

David dijo...

Primero, mi querido amigo, saludarte por primera vez. Acabo de entrar a tu blog y le estado echando un vistazo...
Segundo, lo de la convivencia pacifica entre las tres culturas en Cordoba a mi me ha parecido siempre una chufla barata, de verdad no me lo creo,pero tampoco me sorprende la decision del obispo.
Tercero.... no tengo tercer punto, asi que poco mas.

Un beso corazon, y acuerdate de pasarte por mi casa a recoger tus calzoncillos, que te los dejaste el otro dia en la mesilla de noche.